martes 15.10.2019
tendencias

Consejos para elegir el reloj más adecuado

Un reloj es un accesorio que dice mucho de la personalidad de cada uno, hasta el punto de aportar fuerza y originalidad al estilo

reloj lujo
reloj lujo

Dependiendo de sus características (tamaño, color, material, diseño, etc) es probable que podamos averiguar lo discreto, clásico, serio o extrovertido que pueda ser una persona

Es, por tanto, de suma importancia poner atención a la hora de decidirse por un reloj. Y es que en realidad no se trata simplemente de un elemento con el que consultar la hora, sino que también forma parte de los complementos más interesantes para ir a la moda y marcar un estilo personal.

En cualquier tienda de relojes online vamos a poder ver que no vale cualquier reloj para todo el mundo. La elección del mismo dependerá en gran medida de nuestro estilo y, lógicamente, de nuestro presupuesto. Como veremos a continuación, hay una gran variedad de tipos de relojes en el mercado.

Relojes para los más clásicos y elegantes

Para aquellas personas que vistan de forma clásica y elegante, lo más recomendable son los relojes de esfera rectangular. Además, debe incluir una correa de cuero negra para que mantenga su carácter tradicional y elegante. Un reloj para ocasiones especiales, reuniones de trabajo, comidas de empresa, etc.

Este estilo clásico conjuga perfectamente con un material como la cerámica. Si se tiene un estilo clásico puro, lo más habitual es disponer de un reloj de tono dorado pero discreto.

Relojes deportivos

Los relojes deportivos son resistentes, nunca pasan de moda y suelen ser muy ligeros. Pueden llevarse en cualquier momento, siempre y cuando no sea demasiado excéntrico. Poseen una esfera redondeada y la correa metálica o de goma, por lo que resistirán fácilmente el día a día.

Relojes digitales

Los relojes digitales vuelven a ser tendencia en los últimos años. Todos recordaremos el boom que supuso la llegada de estos relojes allá por la década de los 80 del siglo pasado. Ahora regresan a la moda con un estilo desenfadado y juvenil, combinando colores de todo tipo y con un aire muy moderno.

Un reloj según el estilo de cada uno

Como ya hemos comentado anteriormente, el reloj debe adaptarse al estilo que llevemos en ese momento. Por ejemplo, si se lleva un traje un reloj deportivo muy llamativo o muy grande puede desentonar con el conjunto. En este caso, habría que optar por un reloj dorado o plateado, con un cuerpo sencillo y delgado y con manecillas y números gruesos.

El tamaño de los relojes

El tamaño de un reloj es uno de los detalles más importantes a la hora de decidirnos por su compra, ya que debe ajustarse a la complexión de cada uno. Si la persona tiene una muñeca de entre 15 y 18 centímetros de diámetro, se adaptará perfectamente a todo tipo de relojes, tanto los más grandes como los más pequeños.

Si el diámetro de la muñeca está por debajo de los 15 centímetros, hay que evitar los relojes con esfera de un diámetro superior a los 40 milímetros. En el caso contrario, si la muñeca supera los 20 centímetros de diámetro hay que buscar relojes que como mínimo tengan 42 milímetros de diámetro.

Hay que señalar también que si la persona es alta, le vendrán muy bien los modelos con esferas grandes. En cambio, si es de baja estatura los relojes demasiado grandes no sentarán tan bien.

Lo mismo ocurre con la fisonomía de la persona. Si es delgada, quedará mucho mejor con un reloj con una esfera circular. Mientras que si tiene una complexión robusta, lo ideal sería un reloj con la esfera cuadrada o rectangular.

Durabilidad y mantenimiento

Es muy importante conocer también la durabilidad y el mantenimiento de cada tipo de reloj antes de comprarlo. Los relojes mecánicos, manuales y automáticos deben limpiarse al menos cada tres años. Con los cuidados básicos, estos relojes son los que tienen una vida útil mucho más larga.

Si hablamos de los relojes de cuarzo que funcionan con baterías, estos requerirán de una pequeña revisión de mantenimiento cada vez que sustituyamos la batería. Algo que deberemos hacer al menos una vez antes de los cinco años. Aunque todo dependerá de la capacidad que tenga dicha batería.

Por último, los relojes que vienen con batería de litio tienen una vida aproximada de 10 años. Siempre y cuando se le hagan los oportunos cuidados.

Por último, se podría decir que todos los consejos antes de comprar un reloj se resumen en uno: hay que probárselo antes de comprarlo definitivamente. Es posible que sea un reloj muy bonito y que vaya completamente con nuestro estilo. Sin embargo, una vez puesto no lo vemos igual.

Visto así, no parece tan sencilla la elección de un reloj. No obstante, son pequeños consejos prácticos para tener en cuenta y que ayudarán a decidirse más fácilmente.

Comentarios