viernes 23.08.2019
Opinión México

Entonces y ahora

New Project (3) (1)

Ariel Maldonado Leza, un reconocido abogado, ex catedrático de filosofía del Derecho en la Universidad Autónoma de Coahuila y profesor investigador con licencia en el Instituto de Desarrollo Docente e Investigación Educativa y Consejero Nacional de Morena

Ariel Maldonado Leza.
Ariel Maldonado Leza.

El pasado 9 de julio, renunció el Secretario de Hacienda (Ministro), Carlos Urzúa, a través de su cuenta de Twitter; en el mensaje expresó, de manera evidente, las diferencias con una parte de los miembros de la administración, con las políticas económicas del régimen, en el cual trabajaba, evidenciando así un rompimiento, alejado de la ortodoxia a guardar por los financieros públicos, ante sus superiores.

El sistema político mexicano fue creado en torno a la idea de un jefe máximo, el General Plutarco Elías Calles mantuvo luego de la muerte violenta de Álvaro Obregón, un espacio que permitía operar por encima de este, a él mismo y a distintos grupos de poder que incluyeron en ocasiones al crimen organizado. 

El Presidente Lázaro Cárdenas, recuperó la institución presidencial al pedir la renuncia a la mayoría de los miembros del gabinete afines al llamado Jefe Máximo.
Entonces y ahora, los agoreros, anuncian pánico, pronostican la caída de los mercados, el disparo de la cotización del dólar frente al peso, la debacle económica y el desastre para el país.


Entonces y ahora: la austeridad republicana;  legitimó la autoridad del Presidente y conjuró el augurio.

Fue el propio Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se declaró autor en tiempo y forma de la renuncia de Urzúa:
“Tuvimos entre otras discrepancias lo del Plan de Desarrollo, que hubieron dos versiones y la versión que quedó es la versión que yo autoricé”.

Éste estilo directo que apela a la honestidad y el orden republicano en la administración de los recursos públicos, da certeza al sector financiero.

Los resultados en cifras son evidentes: el día de hoy, 17 de junio, el peso opera con ligeras ganancias frente al dólar.  El tipo de cambio se ubica en 19.0435 unidades.

El modelo económico impuesto por 30 años, fracasó no sólo por el fundamentalismo de mercado que lo sustentaba sino por el dispendio y la corrupción al aplicarlo y, permitió que volvieran a operar por encima de las instituciones, distintos grupos de poder incluyendo al crimen organizado.


El nuevo régimen responde a una idea distinta de país donde el beneficio de la obra pública sea para aquellos que menos tienen. Para ello, el Estado modifica el gasto, lo destina de manera directa en los programas sociales y evita el dispendio.

La austeridad es quizá, el signo más evidente del gobierno de la República, lo más distinto al boato de las monarquias. 

Nació como concepto político, en la historia moderna, junto con la República, con la recuperación de Robespierre y de Saint-Just, del ideal romano y sobre todo, espartano.

Fue pensada para construir una sociedad igualitaria, donde el poder en manos de ciudadanos surgidos de entre la gente común, se ejerciera del modo como viven, con sobriedad y sin pompa.

Austeridad, que ahora es garantía para la inversión, el sello de un gobierno que se enfrenta a la corrupción para construir desde la historia de los pueblos, una Patria para todos los mexicanos.

Comentarios