martes 22/9/20

Cambio de flujo migratorio obliga a proteger a los niños Ricardo Bucio

La diversidad del flujo migratorio obliga a la intervención a partir de políticas públicas eficientes, la parte cultural y el establecimiento de reglas claras para proteger a los menores, afirmó Ricardo Bucio, Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna)
 Cambio de flujo migratorio obliga a proteger a los niños Ricardo Bucio

En entrevista con el periodista Gabriel Bauducco, el funcionario destacó la importancia de reconocer la obligación que tiene México como país y todas sus autoridades para hacerse cargo de los derechos de todos los niños y niñas, sin importar la nacionalidad.

Reconoció que no se esperaba el movimiento de las comunidades humanas hacia México como se ha registrado y tampoco que la situación en Centroamérica fuera cada día más violenta y pobre.

“No esperábamos que iban a dejar de salir solo hombres, sino que iban a venir jóvenes, adolescentes, bebés, mujeres, familias completas”, señaló Bucio Mújica, quien dijo que México se convirtió no solo en un país de paso o expulsión, sino ahora también de deportación.

Consideró que tiene que haber un cambio cultural, así como la intervención para definir qué es lo que como país se puede hacer, por lo que además de las políticas públicas, también es tiempo de revisar el marco normativo “porque la realidad nos cambió”.

Dio a conocer que habría un ingreso, en total, de entre 200 mil y 250 mil niños, niñas, adolescentes este año en México; además de considerar una población diversa que obliga a buscar distintas formas de atención.

Aunque aún falta coordinación, destacó la labor de instituciones como los organismos internacionales, como Unicef, que están duplicando y triplicando sus recursos para atender a la población migrante y fortalecer los albergues, e incluso apoyar a las instituciones públicas e impulsar la gestión de los DIF nacional, estatales y municipales.

“Todavía no tenemos una visión común de lo que hay que hacer, entonces como los criterios no son comunes tampoco la inversión es articulada”, admitió.

Sobre los problemas de abuso infantil, dijo que es uno de los temas más complejos por una cuestión tiene que ver con unas situaciones que están propiamente dentro del hogar, no solo es un tema para sancionar.

Mencionó que entre 2010 y 2016 se tuvo un incremento de denuncias de abuso sexual a niños de cero a cinco años de edad, 73 por ciento dentro de su propia casa, es decir dentro de su entorno familiar.

Aunado a un marco jurídico deficiente que no ayuda a la cuestión de acceso de justicia, así como la falta de mecanismos de crianza positiva, situaciones de estrés, precariedad económica, problemas en el entorno, violencia social, falta de educación sexual integral, factores que deben atenderse para procurar el bienestar de los menores.

Comentarios