jueves 02.07.2020

Zapatero sube los impuestos con el pretexto de evitar el endeudamiento de las generaciones futuras

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, justificó este lunes el incremento de la tributación de las rentas de capital que contiene los Presupuestos del 2010, "porque es donde está la gente que tiene dinero y una riqueza notable". Además aseguró que esta subida de impuestos se produce para no endeudar a generaciones futuras. Las criticas por parte de la oposición continuaron durante toda la jornada del lunes. Desde el PP, Mariano Rajoy calificó la política económica de "disparatada y suicida", mientras que Montoro trasladó a Salgado que "no hay justificación ni pretexto alguno" para esta subida. Tampoco los empresarios están de acuerdo con el aumento de la presión fiscal y su presidente, Gerardo Díaz Ferran, criticó que "no es el momento" tras asegurar que retrasará la salida de la crisis porque perjudica directamente a la competitividad de las empresas y las hace menos atractivas en el extranjero.

En una entrevista en la Cadena Ser, Zapatero indicó que no se puede tener la misma consideración con las rentas del trabajo que con las del capital, y añadió que ahora se ha introducido la progresividad en estas últimas, mientras que el IRPF ya contempla una "clara progresividad".

Zapatero aseguró que la deducción fiscal de 400 euros debía ser universal porque a todos los ciudadanos les afectaba la subida de los precios, y justificó su retirada porque ahora la inflación es negativa y porque el euribor está en niveles muy bajos.

La supresión de la deducción de los 400 euros en el IRPF, que contiene los Presupuestos aprobados por el Gobierno para el 2010, aportará a las arcas del Estado, previsiblemente, 5.700 millones de euros.

El presidente se mostró convencido de que el déficit público no alcanzará el 10% en el 2010 y subrayó que, a pesar de que la deuda española está aún veinte puntos por debajo de la de los principales países del entorno, su objetivo es mantener ese diferencial "porque me siento responsable del este lunes y del mañana".

Los Presupuestos del 2010 prevén un déficit del Estado de 57.248 millones, el 5,4% del Producto Interior Bruto, tres décimas menos de la última previsión del Gobierno, lo que sitúa el déficit de las Administraciones Públicas en el 8,1%.

En este sentido, indicó que la responsabilidad de un gobernante "es hacer las cosas cuando hay que hacerlas y pensando en el futuro, aunque no se esté en el Gobierno".

Zapatero insistió en que España tiene el IVA más bajo de toda la Unión Europea, por lo que pidió "un pequeño esfuerzo a los ciudadanos para mantener un país que se reconozca como país, en el que se comparte el destino de la mayoría". Por ello, afirmó que de la crisis "debemos salir todos juntos y con la máxima cohesión social".

Empleo en el 2010

Por otro lado, el presidente del Gobierno dijo que la economía española podría comenzar a crear empleo en el segundo trimestre del 2010. "Es prematuro" hacer cálculos sobre el empleo, dijo Zapatero en la Cadena Ser, donde recordó que la creación de empleo tiene que corresponderse con un "cierto crecimiento económico" y confió en que en el segundo trimestre del próximo año se puedan ver "síntomas positivos" en ese sentido.

El presidente del Ejecutivo insistió en que "el momento más duro" de la crisis económica ya ha pasado y que ahora queda la gran tarea de la recuperación y de afrontar los altos niveles de paro. Hasta ese momento, señaló, se seguirá dando respuesta a los desempleados con la protección social al desempleo.

Precisó que quienes durante esta crisis han pedido al Gobierno que rebaje las condiciones de despido, que restrinja las condiciones de los trabajadores y que ayude a ciertos sectores empresariales "tienen una prioridad diferente que la del Gobierno", que es la de mantener la protección social, mejorar la situación de las personas dependientes, las becas o la I+D+i.

La crisis no debe dar lugar a un recorte de los derechos laborales de los ciudadanos, dijo Zapatero, quien precisó que "el Gobierno tiene su opción y habrá otros, en referencia a algunos empresarios, que tendrán otra".

Rajoy: la política suicida de Zapatero

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha considerado la política económica de "suicida" y pidió más austeridad y una rebaja de impuestos selectiva para los trabajadores autónomos y para pequeños y medianos empresarios. En una entrevista en Punto Radio, Rajoy reclamó una política de austeridad en todas las administraciones públicas y se mostró preocupado "por la crisis y por las equivocaciones del Gobierno".

Rajoy afirmó que las cosas se pueden hacer de otra forma y que se puede y se debe salir de la crisis al mismo tiempo que otros países de la Unión Europea.

El líder popular insistió en que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no ha dicho la verdad, ya que prometió que no iba a subir los impuestos en varias ocasiones e incluso en su programa electoral, por lo que "ha engañado a la gente".

Para Rajoy, Zapatero no hace caso a organismos internacionales ni a nadie y se cree en posesión de la verdad. Agregó que el PP no puede convertirse en cómplice de una política económica que calificó de disparatada y de "suicida".

CEOE: perjudicar a empresas y clases medias

El presidente de la CEOE aseguró que los Presupuestos para el 2010 no son los que necesita España en estos momentos y que acabarán provocando que España esté "mal". En su opinión, la subida fiscal anunciada por el Ejecutivo retrasará la salida de la crisis porque perjudica directamente a la competitividad de las empresas y las hace menos atractivas en el extranjero, al tiempo que considera que la tendrán que pagar, en un 96%, las clases medias y los trabajadores.

En una entrevista al diario El Mundo , Díaz Ferrán afirma que el Gobierno debería ser "más receptivo" con los que valoran negativamente la subida de impuestos y apuestan por reformas estructurales, y cree que los cambios no servirán para reactivar la economía. En concreto, dice que el aumento del impuesto de las plusvalías irá en contra del ahorro y la inversión, mientras que la subida de IVA afectará al consumo.

"La subida va a ser mala para la economía y no va a permitir recaudar más", señala el presidente de la patronal, quien considera que se ha perdido una buena oportunidad para bajar el Impuesto de Sociedades a todas las empresas y, sobre todo, a aquellas que reinviertan sus beneficios.

Sobre los Presupuestos que presentará este lunes el Gobierno en el Congreso de los Diputados, Díaz Ferrán asegura que no son los que necesita España en estos momentos y que acabarán provocando que, al final del 2010, España esté "mal", con una tasa de paro superior al 19% si no se toman las medidas adecuadas.

Zapatero sube los impuestos con el pretexto de evitar el endeudamiento de las...