lunes 09.12.2019
elecciones vascas

UPyD considera lamentable que el PSE no condene la candidatura de Otegi

"Hacer la campaña a Bildu no es defender la legalidad vigente sino justo lo contrario: tener complejos, ceder ante los matones, asumir parte del ideario nacionalista o mirar para otro lado cuando sobre quien pesa una sentencia clara pretende saltársela

UPyD ha considerado "lamentable, aunque nada sorprendente", que el PSE-EE renuncie a impugnar la candidatura de Arnaldo Otegi a lehendakari y ha afirmado que "tener complejos, ceder ante los matones" es ayudar a la campaña de EH Bildu.

El PSE-EE anunció hoy que no impugnará la candidatura de Otegi porque considera que, si lo hiciera, estaría "ayudando" a la campaña de la izquierda abertzale y porque se trata de un asunto que compete a la Justicia.

"Hacer la campaña a Bildu no es defender la legalidad vigente sino justo lo contrario: tener complejos, ceder ante los matones, asumir parte del ideario nacionalista o mirar para otro lado cuando sobre quien pesa una sentencia clara pretende saltársela. Todo esto sí que es hacer la campaña a los que siguen despreciando a las víctimas", ha afirmado el portavoz de UPyD, Gorka Maneiro.

En un comunicado, Maneiro recuerda que son los partidos políticos los que tienen la capacidad de impugnar una lista que "vulneraría claramente" la sentencia que recae sobre Arnaldo Otegi, por lo que "no es un capricho de UPYD; es que lo dice la ley".

El portavoz de UPyD reitera que es "una pena" que el PSE-EE no se una a la impugnación de la candidatura de Otegi e insiste en la necesidad de que los partidos tomen esta iniciativa conjuntamente.

"Las causas justas es mejor defenderlas entre todos las que las compartamos y dejar al margen los intereses partidarios", recalca Maneiro.

Al igual que UPyD, el PP y Ciudadanos han anunciado que impugnarán la candidatura de Otegi al entender que es una burla a las víctimas del terrorismo, mientras que el PNV y Podemos han defendido públicamente el derecho del líder de EH Bildu a concurrir a estos comicios.

Otegi cumplió su condena de seis años y medio de prisión por intentar reconstruir la ilegalizada Batasuna, pero sobre él pesa una condena de inhabilitación para empleo o cargo público hasta abril de 2021, aunque la sentencia no especificaba -en contra de lo que establece el Código Penal- a qué cargos concretos se refería.

Comentarios