lunes 21.10.2019

El último encierro se salda con una herida muy grave por asta

La carrera que han protagonizado los Miura ha durado 2 minutos y 16 segundos y ha dejado herida una joven australiana tras sufrir una cornada en el hemitórax

Una joven australiana de 23 años, J.E., ha resultado herida con pronóstico muy grave en el último encierro de los Sanfermines de 2013 tras sufrir una cornada en el hemitórax en el tramo de Telefónica.

La corredora ha sido trasladada al Complejo Hospitalario de Navarra, donde ha entrado directamente al quirófano. Tras la intervención, ha pasado a la Unidad de Reanimación Post-quirúrgica (URPA).

En concreto, según el parte médico, la joven ha sufrido herida por asta de toro en hemitórax posterior derecho con fracturas costales múltiples y afectación lóbulo inferior derecho pulmonar.

Además, otros cuatro corredores han tenido que ser trasladados al Complejo Hospitalario por diversos traumatismos. Un joven de Madrid, A.M.L., de 23 años, con traumatismo en la rodilla en el tramo de Espoz y Mina, ha sido de alta este mismo domingo.

J.B.G., de 25 años y de Barañáin, ha sufrido contusión facial leve en el tramo de Mercaderes y se encuentra en proceso de valoración en el Complejo Hospitalario; igual que un californiano de 39 años, H.W., con herida en el labio superior en el tramo de Estafeta, y que A.A.O., de 21 años y de Huarte, con traumatismo maxilofacial en el Callejón.

Además, otros cuatro corredores han tenido que ser trasladados al Complejo Hospitalario por diversos traumatismos. Se trata de un joven de Madrid, A.M.L., de 23 años, con traumatismo en la rodilla en el tramo de Espoz y Mina; un varón de 25 años de Barcelona, J.M.D.G., con traumatismo facial leve en Mercaderes; un californiano de 35 años, H.W., con traumatismo facial en Estafeta, y un pamplonés de 21 años, A.A.O., con traumatismo maxilofacial en el callejón.

Decisión de la Policía Foral

Este domingo, las personas que estaban en el recorrido del encierro pero que no tenían intención de correr la carrera han podido entrar a la Plaza de Toros antes de lo habitual, tras la decisión de la Policía Foral de abrir con antelación su último cordón para evitar lo ocurrido en el encierro de ayer. De hecho, algunas de estas personas han entrado andando a la plaza.

Los toros de Miura han salido a las ocho en punto desde los corrales de Santo Domingo, con un toro negro que se ha adelantado inmediatamente a la manada y ha mirado peligrosamente a su derecha. No obstante, el astado ha sido alcanzado pronto por el resto de la manada, que ha puesto un fuerte ritmo a la carrera.

A partir de la plaza del Ayuntamiento, la manada ha comenzado a estirarse, y se han situado en cabeza cinco toros, mientras que por detrás se ha quedado el último burel junto con los cabestros.

Los cinco astados que encabezaban el encierro han chocado contra el vallado en la curva de Mercaderes, pero han continuado agrupados para enfilar la calle Estafeta. La ausencia de los cabestros en esta parte ha permitido bonitas carreras de los mozos delante de las astas de los toros, aunque el ritmo veloz que llevaban ha atropellado a algún corredor.

A la llegada al tramo de Telefónica los toros han barrido el vallado por la parte de la derecha y han seguido así hasta la bajada al callejón, donde han arrollado al menos a dos mozos, un hombre que han lanzado contra el vallado y una mujer que ha sido arrollada por el pitón de uno de los toros.

El grupo de cabeza ha seguido hasta la plaza sin incidencias y ha entrado a los chiqueros, al igual que ha hecho posteriormente el último toro que venía con los cabestros.

Los astados serán lidiados a las 18.30 horas por los diestros Rafael Rubio 'Rafaelillo', Javier Castaño y Jiménez Fortes.