miércoles 16.10.2019

La UE y México dan contenido a su "asociación estratégica"

El catálogo de medidas aprobado se refiere a actuaciones conjuntas frente a la crisis económica, servicios financieros, seguridad y cambio climático

La UE y México dan contenido a su "asociación estratégica"
La UE y México dan contenido a su "asociación estratégica"

La Unión Europea (UE) y México decidieron este domingo en su quinta cumbre bilateral, celebrada en Comillas, dar contenido a su asociación estratégica.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, afirmó, durante la rueda de prensa, que la cumbre "marca el inicio de algo nuevo" entre la UE y México, "un papel más activo y constructivo" entre las dos partes.

El catálogo de medidas aprobado este domingo recibe el nombre de Plan Ejecutivo Conjunto y se refiere, según el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, a actuaciones conjuntas frente a la crisis económica, servicios financieros, seguridad y cambio climático, entre otras.

Según Rodríguez Zapatero, México es un país "fundamental en el diálogo y estabilidad latinoamericana e internacional", por su "claro protagonismo en la lucha contra el cambio climático, su aportación al G20 y en el entendimiento constructivo del orden internacional".

"Asociación estratégica"

El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, resaltó el creciente papel de México en la escena internacional y destacó el hecho de que hasta el momento sólo nueve países del mundo han alcanzado en sus relaciones con la UE el grado de "asociación estratégica".

De Latinoamérica, sólo México y Brasil tienen esta condición aunque, como dijo Van Rompuy, el de México es un camino "en la buena dirección para toda Latinoamérica".

En la declaración conjunta final, la UE y México destacan que el Plan de Acción refleja el compromiso de ambas partes a favor de seguir construyendo "una asociación más estrecha, más profunda y más madura mediante acciones concretas e iniciativas conjuntas".

Tanto la UE como México confirmaron que su asociación estratégica "aporta valor añadido" a la relación, "ya bastante profunda y completa".

Según las dos partes, esto supondrá un estímulo para la cooperación y la coordinación en los ámbitos bilateral y multilateral.

Declaración final

La declaración final habla de "promover conjuntamente sus valores, principios e intereses compartidos, como la consolidación de la democracia, el Estado de Derecho y el respeto de los derechos humanos, la seguridad, la educación, la cultura, la ciencia y la tecnología, y la cohesión social".

También incide en el compromiso con el respeto a la igualdad de género, la igualdad de oportunidades, el desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático.

Este fue uno de los aspectos destacados por el presidente de México, Felipe Calderón, quien dijo este domingo que la asociación estratégica y el apoyo europeo "serán fundamentales" para el éxito de la cumbre del cambio climático que se celebrará en Cancún a finales de este año.

Al respecto, Van Rompuy afirmó que "es muy importante que la conferencia de Cancún sea un éxito, por lo que la UE hará todo lo posible para que esto sea así".

El presidente Calderón también destacó que se facilitará la colaboración en aspectos relacionados con la seguridad pública, fundamentalmente en la lucha contra el crimen organizado, tráfico de personas y estupefacientes.

En un tercer aspecto, Calderón destacó el hecho de que la asociación estratégica entre la UE y México "fortalecerá la discusión política en toda América Latina", y fomentará las iniciativas conjuntas en el seno de Naciones Unidas en temas de interés mutuo, entre los que citó "el desarme y el cambio climático".

Primera cumbre como socios estratégicos

La cumbre de Comillas ha sido la primera entre la UE y México como socios estratégicos, condición que se otorgaron en 2008 y que ha servido para impulsar y fortalecer una relación bilateral que tiene ya 50 años de antigüedad.

En 1997 México y la UE firmaron un acuerdo de asociación económica, concertación política y cooperación, que entró en vigor en 2000 y que reforzó las relaciones bilaterales, institucionalizó el diálogo político y desarrolló las relaciones económicas.

En 2007 la UE se convirtió en el segundo mercado de exportación de México y, según cifras aportadas por el presidente Calderón hoy, los intercambios comerciales entre las dos partes fueron en 2009 de 30.000 millones de euros, casi el doble de los de hace diez años.

Pese a eso desde 2008, con la llamada Asociación Estratégica, la UE y México aplican una "cultura de consulta y coordinación" sobre nuevos aspectos de la realidad internacional, como el multilateralismo y la democracia, seguridad (lucha contra el terrorismo, tráfico de drogas y delincuencia organizada), ambientales (cambio climático) y socioeconómicos.

Según la declaración final, las dos partes han subrayado la importancia del sistema de comercio multilateral y creen que es necesario que el G20 se pronuncie sobre los compromisos actuales y fije objetivos ambiciosos para el futuro a "fin de lograr un crecimiento más sólido, más equilibrado y más sostenible".