viernes 19.07.2019

Turno para los compañeros de Forcadell en la Mesa en el juicio del "procés"

El juicio del "procés" en el Supremo encara en su decimocuarta semana la recta final de las testificales con la comparecencia de los compañeros de Carme Forcadell en la Mesa del Parlament, así como de votantes del 1-O, del conseller Jordi Puigneró y políticos como Mireia Boya (CUP) y Jaume Asens (Comuns)

Turno para los compañeros de Forcadell en la Mesa en el juicio del "procés"

Será una semana en la que solo habrá sesión del juicio mañana lunes y el martes, antes de finalizar con las comparecencias de testigos el próximo 20 de mayo, la víspera de la constitución de las Cortes, donde han logrado escaño en el Congreso los presos Oriol Junqueras (ERC) y Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull (JxCat), así como Raül Romeva (ERC), en el Senado.

Para el lunes, 13 de mayo, el tribunal ha citado a la exdiputada de la CUP Mireia Boya, que estuvo en las protestas contra el registro en la consellería de Economía del 20S y que está pendiente de ser juzgada en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) por desobediencia junto a miembros de la Mesa del Parlament cuando la presidía Forcadell.

A propuesta de las defensas de Sànchez, Rull y Turull, también el lunes está prevista la testifical del actual conseller de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, que en la etapa del 1-O era responsable del CESICAT y que será interrogado principalmente en relación con los ciberataques contra el "procés".

Otros de los testigos previstos para mañana son el exnúmero dos de Meritxell Borràs en la consellería de Gobernación, Francesc Esteve, que está siendo investigado por un juzgado de Barcelona sobre los preparativos del 1-O, así como la directora general de contratación pública de la Generalitat y la secretaria general de Enseñanza.

También comparecerán mañana ante el tribunal el jefe de la Unidad regional de reacción y dispositivos de los Mossos d'Esquadra y el secretario de Infraestructuras y Movilidad, Ricard Font, que envió una carta al exsecretario de Hacienda Lluis Salvadó a partir de la cual la Guardia Civil deduce que la Generalitat impulsaba la creación de un catastro propio para completar el proceso de formación de un nuevo estado.

A petición de la defensa de Jordi Cuixart, el lunes la sala también oirá al cabeza de lista de En Comú Podem en las últimas elecciones generales Jaume Asens, que durante el 1-O era teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, y al secretario general de la UGT en Cataluña, Camil Ros, representante del sindicato en las plataformas Pacte Nacional pel Referèndum y Taula per la Democracia.

Otros de los testigos de mañana son el veterano exdiputado y exeurodiputado de CDC Joan Vallvé, la exconcejal de Barcelona Itziar González, miembro del Pacte Nacional pel Referèndum, y el inspector de los Mossos d'Esquadra que el 20S relevó a la intendente Teresa Laplana, que está pendiente de juicio por su papel durante las protestas en la consellería de Economía.

Para el martes, la sala ha previsto, a petición de la defensa de Jordi Cuixart, la comparecencia de una quincena de testigos que estuvieron en puntos de votación del 1-O, entre ellos el concejal de ERC en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona) Jordi Pessarrodona, que posó con una nariz de payaso junto a un guardia civil en un registro para impedir el referéndum y que fue investigado por desobediencia.

La decimocuarta semana del juicio a la cúpula del "procés" finalizara el martes por la tarde en el Supremo con las testificales de miembros de JxSí y de Catalunya Sí que es Pot (CSQP) en la Mesa del Parlament que presidía Carme Forcadell.

A propuesta de la defensa de Forcadell, el tribunal oirá a los antiguos miembros de la Mesa Lluis Corominas, Anna Simó y Lluis Guinó, de JxSí, así como a Joan Josep Nuet (entonces en CSQP y actualmente en ERC), que están pendientes de ser juzgados por desobediencia, al igual que Mireia Boya, en el TSJC, después de que el Supremo remitiera esta parte de la causa al alto tribunal catalán. 

Comentarios