Jueves 13.12.2018
Anoche en la Plaza de Catalunya

Unos manteros agreden brutalmente a un turista en Barcelona

Un turista norteamericano resultó herido por la agresión de unos manteros anoche en Plaza Catalunya de Barcelona.Trataba de defender a una mujer que estaba siendo increpada por vendedores del "top manta"

Imagen de la pelea en Barcelona. Fuente: twitter @AKur0mu.
Imagen de la pelea en Barcelona. Fuente: twitter @AKur0mu.

Un turista resultó herido a raíz de la agresión de los manteros cuando intercedía en una discusión entre turistas y vendedores ambulantes sobre las 21:30 en Plaza Catalunya.

Eugenio Zambrano, portavoz del sindicato CSIF en la Guardia Urbana, confirm a que el turista estaba defendiendo a una mujer que estaba siendo increpada por vendedores del 'top manta' cuando otro mantero "le golpeó con la hebilla de un cinturón a modo de látigo" y "le cortó la femoral", con lo que le causó "una herida profunda de sangrado arterial de pronóstico desconocido".

 

Imágenes de la pelea. Fuente: twitter de la usuaria @AKur0mu

El policía ha explicado que el turista, que es norteamericano, había intentado mediar entre una mujer que había recriminado a los manteros que no podía pasar con un carrito de bebé dado que había un bazar en el suelo y los manteros la increpaban.

El turista fue atendido en el lugar de los hechos por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), trasladado en estado menos grave al Hospital Clínic, de donde ya ha sido dado de alta.

Los Mossos y la Guardia Urbana han abierto una investigación. Están haciendo las gestiones para encontrar al turista y que denuncie la agresión, ha indicado que desconoce el alcance de la agresión y que de momento no hay ningún detenido.

Zambrano ha denunciado que la Guardia Urbana es receptora de "la frustración que tienen los ciudadanos ante la invasión del espacio público" que hacen los vendedores ilegales en Barcelona y por las agresiones crecientes de los manteros hacia la policía y los ciudadanos, que ha asegurado que no se denuncian "por miedo a represalias".

El dirigente sindical ha culpado a la alcaldesa Ada Colau de la situación por "respaldar" a los vendedores ilegales y por incentivar económicamente a los agentes de la Guardia Urbana para que trasladen sus vacaciones, como hicieron los alcaldes Hereu y Trias, para que haya suficientes efectivos durante los meses de verano.