Viernes 16.11.2018
Podemos y Ciudadanos comparten sospechas

El Tribunal de Cuentas no investigó las cuotas del PP

La financiación del PP sigue trayendo cola. Consejeros del Tribunal de Cuentas han reconocido a Estrella Digital que nunca se investigaron las supuestas aportaciones de militantes y donantes a los partidos políticos. Ciudadanos dice que sobre las finanzas del PP no les sorprende ya nada

El Tribunal de Cuentas no investigó las cuotas del PP
El Tribunal de Cuentas no investigó las cuotas del PP

La información publicada por Estrella Digital sobre la enorme bajada de ingresos por aportaciones de militantes en el PP entre la etapa de Luis Bárcenas y la actual sigue trayendo cola. Consejeros del Tribunal de Cuentas han reconocido a este periódico que durante la etapa de Bárcenas siempre daban por buenas las cifras que mostraba el partido a la hora de fiscalizar sus cuentas y que nunca investigaron si esas sumas se correspondían exactamente con las aportaciones de los afiliados o de los cargos públicos. 

El lunes, Estrella Digital publicó que tras la salida de Luis Bárcenas de la gerencia del PP, este partido pasó de tener ingresos por “afiliados, adheridos y simpatizantes” de unos 13 millones de euros a tan solo 3,7 millones, y que el resto de los ingresos en esa cuenta lo componían aportaciones de cargos públicos (2,31 millones) y especialmente una partida de “otros ingresos”, sin mayores especificaciones, con un saldo entrante de 7,29 millones; es decir, que por esa partida tan abstracta y sin concretar de “otros”, el PP ingresaba el doble de lo aportado conjuntamente por la cuota de los militantes y las aportaciones de los altos cargos. Por el contrario, la partida de “donaciones y legados” había descendido hasta los 323.778 euros.

Estos datos reflejan varias cosas: primero, que el PP o bien no tiene 861.430 afiliados como dice tener, o bien que sus afiliados no pagan sus cuotas, o bien que esa partida de “afiliados, adheridos y simpatizantes” que refleja su contabilidad oficial –incluso la fiscalizada por el Tribunal de Cuentas- es una especie de ‘cajón de sastre contable’ que sólo se procedió a su regularización en tiempos posteriores a Bárcenas.

Puestos al habla con medios oficiales del PP, han declinado cualquier comentario al respecto, pero el Grupo Unidos Podemos en el Congreso, que mantiene viva la comisión de investigación sobre la financiación supuestamente irregular del PP, sopesa llevar estos datos a la comisión para que los populares ofrezcan todo tipo de explicaciones sobre los mismos.

El Tribunal de Cuentas no fiscaliza las cuotas de militantes

Paralelamente, consejeros del Tribunal de Cuentas reconocen a este periódico que existe la posibilidad de que haya ‘gato encerrado’ en esa partida –que no sólo afectaría al PP, sino también a otros partidos-, pero que hay que presuponer la inocencia y que, en todo caso, no es fácil saberlo. “La ley no exige una relación de militantes de los partidos políticos, sino de cuotas. Por lo tanto, los partidos pueden jugar con esa partida casi a su antojo, y eso no se sanciona”, según admite a este periódico un consejero del tribunal fiscalizador, “porque –añade- chocaría con la ley de protección de datos”.

En definitiva, que, en su financiación, los grandes partidos juegan a su antojo con esas partidas, que efectivamente pueden servir para ocultar ingresos provenientes de sitios que no desean ser declarados como tales, pero que con la contabilidad se puede hacer un ‘apaño’ entre cuotas de militantes, aportaciones de altos cargos y donantes para incluir cantidades que de otra forma sería más complicado justificar. “No digo que sea el caso del PP”, afirma uno de los consejeros del Tribunal de Cuentas, “pero puede ocurrir perfectamente, sobre todo en los dos grandes partidos”.

Ésa es la razón de que partidos como el PSOE, con el que ha contactado Estrella Digital, se haya mostrado reticente a valorar esa bajada en las cifras oficiales asignadas por el PP a la cotización y donación por los militantes. “Son asuntos internos”, dicen.

Pero no piensan igual en Ciudadanos, cuyol dirigente Toni Cantó, que pertenece a la comisión de investigación que se sigue en el Congreso sobre la financiación supuestamente irregular del PP, ha dicho a este periódico: "Desgraciadamente, ninguna noticia sobre la corrupción del PP puede sorprender a nadie a estas alturas. El PP es un partido en descomposición, merced a una corrupción que se ha llevado por delante todas las estructuras del partido".

Según Cantó, "ahora mismo, asistimos a una lucha de poder en el PP por parte de dos candidatos que han formado parte de su etapa más oscura. Se presentaron a la elección con un censo de casi 850.000 militantes al que se le han caído un 95% por el camino, ya sea porque se utilizaron datos falsos, ya sea porque sus militantes se han marchado a otro partido. Lo verdaderamente perjudicial para España es que la preocupación del PP no sea regenerarse ni condenar su corrupción, como tampoco lo son otros problemas de los españoles, tales como el independentismo. Su obsesión es Ciudadanos".