domingo 20/9/20

Sólo el 30 por ciento de los violadores siente compasión por la víctima

El presidente de la Red Europea de Defensores del Menor, Javier Urra, ha asegurado que sólo el 30 por ciento de los hombres que han cometido una agresión sexual ha sentido compasión por la víctima y que esta falta de "conciencia moral" es más patente en los adolescentes. Urra piensa que en los términos en que se está planteando la modificación de la Ley del Menor habrá "más presos, pero no menos delitos" ya que "el problema no es la ley, sino la educación".

Urra afirma que esta actitud es más patente en los adolescentes que no se dan cuenta de que lo que han hecho es "imborrable" y creen que la víctima son ellos. "Falta conciencia moral", ha aseverado Urra, para quien los abusadores "saben distinguir el bien del mal, no son enfermos, y buscan no tanto el placer como el poder".

En una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, con motivo de su participación en un curso sobre "Adolescentes y educación", Urra ha sostenido que es necesario enseñar a los jóvenes que "no todo lo que puede ser debe ser" y se ha lamentado de la mala imagen que tienen los adolescentes en la sociedad.

Sobre la posibilidad de que se reforme la Ley del Menor, Urra cree que ésta es "mejorable", pero que, en los términos en que se está planteando la modificación, habrá "más presos, pero no menos delitos", ya que "el problema no es la ley, sino la educación".

Violencia en los medios de comunicación y videojuegos

El catedrático y director del curso "Adolescentes y educación", Miguel Ángel Santos, ha asegurado que, pese a que hay "una adolescencia magnífica", los medios de comunicación sólo se hacen eco de lo malo, algo que habría que evitar porque esa visión "catastrofista" es incompatible con la educación, que parte de que "el ser humano puede aprender".

Según Santos, los adultos tendrían que ser más "autocríticos" y ahondar en qué está fallando en la educación de un adolescente cuando surge un conflicto, en lugar de limitarse a castigar porque "los valores se aprenden por ósmosis".

La formadora de género y coeducación Elena Simón ha explicado que los mensajes mediáticos y culturales que hacen que las niñas lean revistas y que los niños jueguen a videojuegos violentos llevan a crear adultos "con intereses divergentes", que mantendrán "relaciones sin compromiso, que hacen sufrir mucho".

"Las niñas se olvidan de cómo pueden estar mejor en el mundo y los niños bajan el dintel de lo que es violencia y es así como surgen los conflictos", ha afirmado Simón, para quien la sociedad está "absolutamente sexualizada", incluso en el entorno de niños y niñas "muy pequeños".

Sólo el 30 por ciento de los violadores siente compasión por la víctima