lunes 14.10.2019
dos investigaciones en marcha

Una soldado denuncia haber sido drogada y violada en su cuartel de Bobadilla

Un análisis realizado por un compañero detectó que tenía algún tipo de barbitúrico o sustancia anestesiante tras no recordar nada de lo que había pasado la noche anterior. La militar fue ampliando las denuncias al tener más recuerdos

Una soldado denuncia haber sido drogada y violada en su cuartel de Bobadilla

Una soldado del Ejército del Aire, destinada en el Acuartelamiento Aéreo de Bobadilla, ha denunciado haber sido drogada y abusada sexualmente por compañeros militares la noche del 10 al 11 de diciembre. Los militares se encontraban de celebración de la festividad de la Patrona del Ejército del Aire, que tiene lugar el 10 de diciembre.

La supuesta agresión ocurrió al salir a tomar unas cervezas en un bar cercano, donde se encontraban compañeros suyos, según las denuncias que ha revelado Antena 3. Pero todo lo que ocurrió esa noche se quedó en un borrón para la militar. Solo recordaba que la cerveza tenía un “sabor extraño” y poco más. “Las cervezas tenían un sabor amargo pero no le di importancia en ese momento. Fui al baño y dejé mi botellín allí en la barra junto con mis compañeros el cabo mayor y el sargento primero", relata la declaración de la soldado en la denuncia, a la que ha tenido acceso ‘Espejo Público’.

Al día siguiente fue incapaz de rememorar nada de lo sucedido. Cuando se despertó tenía un “fuerte dolor de cabeza” y acudió a contárselo a una compañera y al cabo mayor, que le preguntaron si la habían drogado. En ese momento, el militar le realizó un test de detección de drogas o sustancias de abuso y dio “resultado positivo en sustancias barbitúricos”.

Un día después, el 12 de diciembre, la soldado acudió a denunciar a la comisaría de Antequera, tras la recomendación de su superior jerárquico, según apuntan fuentes del Ministerio de Defensa. En ese primer momento, la militar declaró haber sido drogada con algún tipo de sustancia. El mando denunció también por la vía militar, de modo que en este momento hay dos investigaciones abiertas: una por la vía civil, a raíz de la denuncia en Antequera, y por la vía militar, que lleva un Juzgado Togado de Sevilla.

Por el momento, no hay más datos oficiales sobre las pesquisas que siguen los investigadores ni si hay personas identificadas por la supuesta intoxicación ni la posible violación ya que la investigación se encuentra abierta, indican las mismas fuentes del Ministerio. Sin embargo, al parecer, la propia militar y algunos de los testigos ya han comenzado a comparecer ante los jueces.

Ampliación de denuncia por abuso sexual

Pese a que la denuncia inicial se limitaba a la posibilidad de haber sido intoxicada, la militar ha ido acumulando recuerdos con el paso del tiempo y ha presentado otras dos denuncias en las que incluía más datos, de acuerdo con sus recuerdos que le están viniendo "poco a poco" y apunta a dos hombres. 

"Tengo vagos recuerdos, con la luz de mi habitación encendida, un hombre de tez morena me movía mientras me cogía del brazo y me decía cosas, no recuerdo de momento nada más", apunta en su declaración. "También recuerdo a otro hombre, con una respiración muy profunda, notaba el contacto en su costado izquierdo y su cara era muy desagradable. Puede ser que eso me hiciera el moratón en el pecho izquierdo y el bulto en el labio. Creo que la habitación estaba a oscuras", sentencia. "Me sentí como un cacho de carne".

Según los informes de las tres denuncias presentadas, se demostraría la existencia de restos de semen, siempre según el relato de la información conseguida por Antena 3. Además, la militar relata también las declaraciones de una compañera de la joven militar le reveló que "había cola de varios varones en el pasillo".

Comentarios