sábado 25.01.2020
UN VERANO SIN NEUROFISIOLOGÍA

Las vacaciones de una especialista cierra un servicio del hospital de Cuenca

El servicio de neurofisiología del Virgen de la Luz, que tiene lista de espera de un año y medio, se queda en cierre forzoso por las vacaciones de la única especialista que tiene asignada

María Dolores de Cospedal. | PP
María Dolores de Cospedal. | PP

En la España de los recortes, si la única doctora del servicio se va de vacaciones, desaparece el servicio. Es lo que sucede en el Hospital Virgen de la Luz, de Cuenca, donde desde este lunes los pacientes no podrán someterse a ningún tipo de prueba que dependa del servicio de neurofisiología porque permanecerá inactivo durante el verano. Tal y como informó ESTRELLA DIGITAL, los recortes dejarán a los enfermos desatendidos. “Las vacaciones que han provocado el cierre de neurofisiología son unas vacaciones forzadas por la falta de facultativo, puesto que el único que hay actualmente, una doctora, se toma su descanso anual. El resto de profesionales sanitarios adscritos al servicio también han tomado sus vacaciones, puesto que no podrían realizar su trabajo al faltar la doctora”, denuncia Aurelio Alzórriz , responsable de la Federación de Sanidad de CC.OO en Cuenca en una nota publicada por el sindicato.

No es la primera vez que el sindicato hace pública la precariedad que sufre el servicio, que ha pasado de ser un referente para Castilla-La Mancha a tener una lista de espera de más de un año y a no poder atender a los pacientes en verano por falta de personal. “CC.OO lleva denunciando desde hace tiempo la precariedad en que se encuentra este servicio, que fue referente para toda la comunidad durante muchos años pero que desde que gobierna el PP en Castilla-La Mancha ha pasado de contar con tres facultativos ha tener solo uno”. Según el sindicato, una de las complicaciones que puede producirse si el servicio no se mantiene abierto es el de las pruebas urgentes. “El mayor problema que se presenta son las pruebas urgentes que puedan requerirse y que no se van a poder realizar. Pacientes que se encuentren en la UCI en coma, problemas de epilepsia o incluso una posible donación de órganos, que aunque la ley no lo exige, se hace un electroencefalograma a petición de los facultativos”.

El cierre temporal del servicio, además de generar consecuencias muy negativas para los pacientes que quedarán desatendidos, también provocará que la lista de espera sea aún mayor. “Con el cierre durante el tiempo que duren las vacaciones de la única médico que queda, la lista de espera de este servicio no disminuirá, al contrario aumentará por las pruebas que otros especialistas soliciten y con las que se han tenido que posponer al no haber médico para su realización”, afirma Alzórriz.

Por otro lado, la organización sindical cree que las protestas de los profesionales del centro contra las políticas de ajuste tienen consecuencias que repercuten de forma directa en sus puestos de trabajo. En concreto, se refiere a la supresión de la Jefatura del servicio cuya titular es miembro de la plataforma conquense en Defensa de la Sanidad Pública. “Por si todo esto fuera poco, según la última plantilla orgánica publicada por el SESCAM el 30 de mayo, se ha suprimido la Jefatura de Sección del servicio, que, casualmente, recaía en la única facultativa en activo, miembro de la destacada plataforma”. La eliminación de este cargo sitúa a este servicio como el único de la especialidad de la SESCAM que se encuentra sin Jefe de Sección. De hecho, el sindicato lo tiene claro: “Cada paso que dan, muchos nos tememos que la privatización del servicio se acerca. Aumentan intencionadamente las listas de espera al quitar facultativos y degradar a sus miembros; ya solo falta que ‘alguien’ de la sanidad privada haga una ‘oferta irrechazable’ y la desaparición de neurofisiología en Cuenca será un hecho”.

Las vacaciones de una especialista cierra un servicio del hospital de Cuenca
Comentarios