miércoles 12/8/20

Un Senado transparente: las viviendas de Pilar Llop y la senadora millonaria

La publicación de las declaraciones de bienes y rentas de los 264 senadores que componen la Cámara Alta permite saber cuánto dinero tienen en sus cuentas corrientes y también descubrir que la presidenta de la institución, Pilar Llop, tiene cinco viviendas, y que hay una senadora millonaria

Un Senado transparente: las viviendas de Pilar Llop y la senadora millonaria

Se trata de la parlamentaria de Ciudadanos por Navarra Esther Goñi, quien declara disponer a fecha del pasado 9 de noviembre de 2.504.732 euros en fondos de inversión, además de 37.453 euros en sus cuentas corrientes, un piso y dos plazas de garaje en Pamplona.

La senadora navarra percibió en 2018 de la formación naranja 11.316 euros, tiene un coche Mazda 3 comprado el pasado mes de enero y además es titular de un "préstamo participativo" concedido a la sociedad Inmuebles Arrendados de Navarra por valor de 291.000 euros.

Con estos datos, Goñi figura en los primeros puestos en cuanto a capital declarado, aunque hay reseñas patrimoniales donde constan más inmuebles que los suyos.

Así ocurre con la nueva presidenta de la Cámara Alta, la jueza Pilar Llop, que especifica contar con dos viviendas en Madrid adquiridas en 2001 y 2002, una plaza de garaje, también en la capital, comprada en 2008 y otra vivienda en Sevilla de 2015.

Es también copropietaria al 50 por ciento de dos viviendas más, una en Cádiz, con plaza de garaje, adquirida en 2017, y otra que compró en Asturias el pasado verano.

Llop tiene 42.133 euros en sus cuentas corrientes y un coche Totoya Yaris de 2008; obtuvo unas retribuciones "por cargo público" durante el año pasado, cuando fue delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, de 76.163 euros.

Además, ganó 300 euros por cursos y conferencias, 400 por "actividades profesionales" y 272 euros por rendimientos del capital inmobiliario. Su ficha revela además que aportó un microcrédito de 10.000 euros al PSOE y que no tiene deudas.

La presentación de estas declaraciones da pie a comparar la evolución del patrimonio de los senadores, y así se aprecia que su antecesor en la Presidencia, Manuel Cruz, ha pasado de declarar el pasado mes de mayo, antes de la anterior legislatura, 98.030 euros en cuentas bancarias, a 125.721 euros el pasado 10 de noviembre.

Sigue con el mismo automóvil, un Volvo V40 de 1999, y su misma vivienda en Barcelona, con plaza de garaje; su plan de pensiones se ha incrementado en 1.737 euros, hasta los 333.804 y su fondo de inversión ha perdido 521 euros hasta quedar en 299.619 euros.

Cruz, catedrático de filosofía y autor de numerosos libros, percibió el año pasado 9.320 euros de la Universidad de Barcelona, así como 4.349 por cursos y conferencias y 13.640 euros por "actividades profesionales".

El senador del PP Pío García-Escudero y presidente de la Cámara hasta el pasado mes de mayo tampoco tiene deudas, y la comparación de sus declaraciones muestra que conserva sus tres viviendas en Madrid con plazas de garaje, dos de ellas al 50 por ciento en régimen de gananciales y otra heredada en 2010.

En seis meses, sus cuentas corrientes han bajado de 435.703 euros a 409.059, pero sus planes de pensiones han subido a 149.784 euros, tiene más dinero en acciones (de 43.530 euros ha pasado a 49.405) y el año pasado percibió 32.095 por arrendamiento de viviendas. No ha cambiado de coche, un Mercedes A140 de 2003.

Los diputados y senadores están obligados a presentar estas declaraciones cuando son elegidos parlamentarios y al término de cada legislatura o cuando dejan el escaño, pero sus datos no son sometidos a comprobación por parte de las Cámaras. 

Comentarios