viernes 18.10.2019

La SEC abre una investigación interna para descubrir sus fallos en el caso Madoff

La comisión del mercado de valores de la Bolsa estadounidense, la SEC por sus siglas en inglés, ordenó este martes una investigación interna para averiguar por qué no se detectó a tiempo el fraude del caso Madoff pese a las "repetidas" alertas desde "por lo menos 1999". La estafa llevada a cabo por el que fuera presidente del mercado tecnológico Nasdaq podría llevar a unas pérdidas de 50.000 millones de dólares (36.523 millones de euros) y convertirse en la mayor estafa conocida hasta el momento, cinco veces superior, por ejemplo, a WorldCom o Enron.

La comisión de la Bolsa ha reconocido que había recibido denuncias creíbles sobre el sistema de Madoff desde hace al menos nueve años. En ese periodo el ex ejecutivo de Wall Street mintió a los reguladores cuando estos examinaron su empresa, Bernard Madoff de Inversiones de Valores, y los responsables del organismo se basaron "en la información producida voluntariamente por Madoff y su empresa", ha señalado Christopher Cox, presidente de la SEC.

"Ordené un estudio completo e inmediato de las operaciones que afectan a Madoff y su sociedad y a las razones por las cuales no habían llamado la atención", añadió.

Los inversores, los bancos y las organizaciones benéficas de todo el mundo que se han visto afectadas por este fraude temen haber perdido miles de millones de dólares desde la detención de Madoff y confían ahora en que el Tribunal de Bancarrota de este EEUU les ayude a recuperar parte de las pérdidas. En España, por ejemplo, bancos como el BBVA o el Santander se han visto afectados, lo que ha llevado al Gobierno de Zapatero a anunciar que pedirá explicaciones al SEC.

Por otro lado, Fairfield Greenwich Group una de las firmas más afectadas por la "estafa Madoff", se comprometió ayer ante sus inversores a hacer todo lo necesario para tratar de recuperar los 7.500 millones de dólares (5.478 millones de euros) que calcula que puede perder.

"Entendemos que muchos inversores, junto a muchas otras firmas de inversión e inversores privados, comparten nuestro sobresalto y consternación por la noticia del 11 de diciembre sobre el arresto de Bernard Madoff con cargos por violación de leyes federales en materia de valores", aseguró la firma en una carta remitida a sus clientes.

Fairfield Greenwich Group es una firma estadounidense cofundada por el financiero colombiano Andrés Piedrahíta, quien reside en Madrid y es responsable de sus actividades en España y América Latina.

Un portavoz de la compañía en Nueva York explicó que la firma está trabajando para atender a los requerimientos de información de sus clientes y, como señaló el escrito, "responderlos de forma ordenada".

En ese comunicado, añadió que la estructura creada por ese reputado financiero de 70 años "parece ser un enorme y muy sofisticado fraude, quizás el mayor de la historia".

La firma, que aún que está evaluando la dimensión de sus potenciales pérdidas, se comprometió, además, ante sus inversores a tratar de recuperar todos los fondos invertidos en negocios relacionados con Bernard Madoff Investment Securities, BLM, la sociedad del financiero estadounidense.

En ese sentido, recordó que de los 14.100 millones de dólares (10.299 millones de euros) que gestionaba el pasado 1 de noviembre, cerca de 7.500 millones de dólares se habían invertido en instrumentos financieros vinculados a BLM, cuyo proceso de liquidación por parte de las autoridades estadounidenses ya ha comenzado.

La firma detalló el lunes que las posibles pérdidas de inversiones realizadas por clientes de España ascendían a 65 millones de euros (89 millones de dólares).

"Queremos recopilar todos los datos, trabajar diligentemente con la asesoría jurídica para determinar las medidas oportunas que se deben tomar para recuperar (los fondos) y estar preparados para colaborar con las autoridades en sus investigaciones", según el escrito de la firma estadounidense.

Fairfield Greenwich también se comprometió a mantener informados a sus clientes a medida que vayan teniendo información relevante, pero "por el momento, debemos pedir paciencia en estos difíciles momentos y agradecer el apoyo demostrado".

La SEC abre una investigación interna para descubrir sus fallos en el caso Madoff