martes 15.10.2019

Revilla recuerda a Barberá que "todos los años" manda dos latas de anchoas a Camps y a Mariano Rajoy

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha recordado este miércoles a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que "todos los años", como regalo institucional, manda dos latas de anchoas a su homólogo valenciano, Francisco Camps, y al líder del PP, Mariano Rajoy, y ha dicho que siempre le contestan diciendo que "están riquísimas". Además, ha recordado que el lunes regaló también anchoas al Rey, con motivo de un acto al que acudió a Madrid. "Y si no se las llevo, se enfada", ha asegurado. Barberá sostuvo este martes que si dimitiera Camps tendría que hacerlo también "todo el país, empezando por el presidente del Gobierno", José Luis Rodríguez Zapatero, ya que añadió que recibe anchoas como "dádiva" de Revilla.

El presidente cántabro ha asegurado que las anchoas son un regalo institucional como el que le hace Camps, que ha recordado que el año pasado le mandó "dos kilos de arroz y una caja de naranjas".

Antes de un acto institucional en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Miguel Ángel Revilla ha considerado que "toda España está perpleja" por las declaraciones de Barberá, porque ha opinado que existe diferencia "entre vestirse presuntamente de manera clandestina" y lo que él hace, ir "con la bolsa, en la mano" con las anchoas.

Además, ha explicado que "en la mayoría de los casos" son las empresas las que le regalan las anchoas "sin comprarlas", ya que ha señalado que es una forma de promoción de las pequeñas industrias de elaboración de Cantabria.

"Las anchoas de Cantabria son un emblema y, por ello, las promociono para contribuir a difundir una exquisitez que tenemos aquí", ha afirmado Revilla, quien ha opinado que la difusión de los productos de una comunidad es también la labor de su presidente.

"Barberá debe de comer bien"

Pero ha agradecido a Rita Barberá que ahora haya sido ella la que promocione las anchoas de Cantabria, porque además ha opinado que la alcaldesa de Valencia debe de "comer bien, por el aspecto que tiene". "Debe de comer bien, por lo que tiene valor que diga que son riquísimas. Gracias, Rita", ha apostillado el presidente de Cantabria.

Aunque ha querido aclarar a la alcaldesa de Valencia que las anchoas "no son tan caras como ella dice", ya que ha explicado que una lata grande, que cuesta "unos 20 euros", permite que coman seis personas "perfectamente".

"Es un producto caro, exquisito y como tal vale su dinero, pero, bueno, 20 euros creo que está al alcance de cualquiera en un día de fiesta y de Navidad. Más caras son las angulas o los percebes", ha añadido.

Revilla recuerda a Barberá que "todos los años" manda dos latas de anchoas a Camps y a...