martes 22.10.2019

Se retoma el proyecto para sacarse el carné en la cárcel o recuperar puntos

Ya se había desarrollado antes, pero la crisis se lo llevó por delante. Ahora, Prisiones y la Dirección General de Tráfico (DGT), con la colaboración de otras entidades, lo ha retomado y el proyecto para que los presos se saquen el carné de conducir o recuperen puntos ya está de nuevo en marcha

Se retoma el proyecto para sacarse el carné en la cárcel o recuperar puntos

Madrid, 25 jun (EFE).- Ya se había desarrollado antes, pero la crisis se lo llevó por delante. Ahora, Prisiones y la Dirección General de Tráfico (DGT), con la colaboración de otras entidades, lo ha retomado y el proyecto para que los presos se saquen el carné de conducir o recuperen puntos ya está de nuevo en marcha.

Se trata del Programa de universalización de la educación vial en centros penitenciarios, en el que además de esos dos organismos del Interior colaboran la Confederación Nacional de Autoescuelas, la Asociación Española de Centros Médicos-Psicotécnicos y el RACE.

Un programa que ha sido presentado este martes por el director general de Tráfico, Pere Navarro; el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, y el fiscal coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, así como representantes de las tres entidades colaboradoras.

La primera etapa del plan tuvo buenos resultados. Así, entre 2009 y 2014 un total de 1.518 presos aprobaron el examen teórico del carné, 494 el práctico, 12.813 participaron en sesiones de sensibilización en educación vial y 587 en programas de intervención por delitos contra la seguridad del tráfico.

En las próximas semanas este proyecto ya comenzará a desarrollarse en 45 centros penitenciarios. Como novedad, en esta ocasión los presos podrán obtener el carné A2 además del B y podrán acceder a los cursos de sensibilización para recuperar puntos.

Todos los presos -hay 58.800 en las cárceles dependientes de la administración central- pueden apuntarse, aunque el programa de reeducación a los condenados por delitos contra el tráfico está orientado hacia los 1.200 presos que cumplen pena por ese motivo.

Representan el 2,3 por ciento del total de reclusos y de esos 1.200, 97 están condenados por imprudencia grave en la conducción con resultado de muerte (una o más).

Asimismo, como ha recordado Ortiz, Prisiones ejecutó el pasado año 24.500 condenas de trabajo en beneficio de la comunidad por delitos relacionados con el tráfico.

Hasta la fecha, 1.038 internos han mostrado su intención de participar en estos cursos en 45 centros, de los que 726 es para obtener el carné B, 41 para el A2 y 271 para el curso de recuperación de puntos.

Ortiz ha subrayado que la seguridad vial es algo mas que normas y señales de tráfico y, por ello, Prisiones quiere dar un "enfoque preventivo" a la seguridad vial para evitar que al final tenga que funcionar el marco sancionador.

Para las clases teóricas, los profesores de las autoescuelas se desplazan a la cárcel, acompañados de los funcionarios de Prisiones. Además, el examen teórico se hace dentro del centro.

Mientras, los presos interesados en las prácticas cuentan con la colaboración de las autoescuelas más próximas al centro penitenciario y se aprovechan los permisos de salida de los reclusos para recibir esas clases y para hacer el examen práctico.

Es decir, se adaptan los permisos a las horas de prácticas y del examen, ha señalado Ortiz, quien ha recordado en tono distendido que ningún preso ha aprovechado para huir. EFE

Comentarios