martes 15.10.2019

La Reserva Federal se reúne en pleno debate sobre el liderazgo de Bernanke

La Reserva Federal de EEUU comenzó este martes una reunión de dos días que se espera concluya sin cambios en su política monetaria y que coincide con un acalorado debate sobre el liderazgo de Ben Bernanke al frente de la institución. Bernanke necesita ser confirmado por el Senado para un segundo mandato de cuatro años como presidente del banco central estadounidense, algo que en un principio se creyó no originaría problemas. Pese a haber sido nombrado por el anterior presidente de EEUU, el republicano George W. Bush, el demócrata Barack Obama ha alabado su gestión y propuso en agosto pasado prolongar su mandato.

Esa aparente capacidad para cruzar las líneas partidistas llevó a creer que su proceso de confirmación sería un simple trámite administrativo del que el economista, de 57 años, emergería triunfal.

La realidad parece distinta, aunque la Casa Blanca insiste en que Bernanke logrará los 60 votos necesarios en el Senado, de un total de 100, para continuar al frente de la Reserva (Fed) durante la audiencia de confirmación prevista para finales de esta semana.

A la espera de que se materialice ese desenlace, continúa abierto el debate sobre el papel desempeñado por Bernanke durante los últimos años, algo que podría erosionar su liderazgo, hasta ahora raramente cuestionado.

Las críticas llegan desde ambos bandos del espectro político.

Así, el senador republicano John McCain, adelantó el lunes que votará en contra de Bernanke por considerar que el responsable de la Fed debe de asumir su responsabilidad "por muchas de las decisiones" que contribuyeron a la debacle financiera en el país.

Más contundente ha sido el senador independiente Bernie Sanders, quien ha capitaneado la campaña en contra del titular de la Reserva Federal.

"Nadie puede negar que, como presidente de la Fed, Bernanke se durmió en los laureles mientras Wall Street se convirtió en el mayor casino de la historia y se precipitó en la insolvencia", escribió Sanders en una carta a los demócratas.

Influyentes grupos activistas como Moveon.org, próximo a las bases demócratas que auparon a Obama al poder, se niegan también a prolongar el mandato de Bernanke al criticar, entre otras cosas, la deficiente regulación hipotecaria antes del estallido de la crisis.

Además, según esa organización, el responsable del banco central estadounidense "ha ignorado completamente su responsabilidad para ayudar a luchar contra un desempleo masivo".

Partidarios de Obama

Sus partidarios, encabezados por el propio Obama, consideran, por el contrario, que Bernanke ha hecho un trabajo "excelente" para estabilizar una economía al borde del abismo.

"Lo que necesitamos es alguien en la Reserva Federal que pueda garantizar que continúa el progreso que hemos logrado para estabilizar la economía, y creo que Bernanke es la persona más adecuada para ese puesto", dijo el lunes el presidente estadounidense.

Por su parte, Richard Durbin, uno de los líderes demócratas en el Senado, reconoció la víspera, tras reunirse con Bernanke, que se cometieron errores antes de que la economía estadounidense se adentrara en recesión, a finales de 2007.

Aun así, Durbin subrayó que culpar de todo a Bernanke era excesivo.

No falta tampoco quien cree que tras este debate se oculta una calibrada estrategia política en un año como el actual, en el que muchos senadores, incluido el propio McCain, se presentan a la reelección en las elecciones legislativas de noviembre.

En esa línea apunta el presidente del banco de la Reserva Federal de Dallas, Richard Fisher, quien afirma en un artículo de opinión publicado hoy en el diario The Wall Street Journal que el Congreso está "politizando a la Fed", algo que en su opinión amenaza a la economía estadounidense.

Con esa controversia como telón de fondo, no es de extrañar que la reunión que comenzó hoy sin expectativas de cambios en los tipos de interés próximos a cero haya pasado a un segundo plano.

La Reserva Federal se reúne en pleno debate sobre el liderazgo de Bernanke