martes 22.10.2019

"Quienes pidieron mi dimisión demostraron poco sentido de Estado"

El secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, mostró este viernes su satisfacción por el archivo de la querella por malversación de caudales públicos y prevaricación que habían interpuesto contra él y reprochó a los pocos dirigentes del PP que reclamaron su dimisión haber demostrado tener "poco sentido de Estado". López Garrido, en rueda de prensa en el Ministerio de Asuntos Exteriores, aseguró que el auto del juez que archiva la querella del Centro Jurídico Tomás Moro deja claro que "no hay indicio alguno" de que cometiera irregularidades en la concesión de subvenciones a la Fundación Alternativas, cercana al PSOE.

El secretario de Estado ha afirmado que la intención de la demanda era "afectar negativamente" a la presidencia española de la UE que comienza el próximo 1 de enero. "Por eso, no he entendido algunos dirigentes que han demostrado poco sentido de Estado y del interés de España cuando se separaron de línea de solidaridad de que mostraron dirigentes de todos los partidos políticos", declaró.

Se refirió, sin citarles, a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y al responsable de Comunicación de este partido, Esteban González-Pons, quienes afirmaron que López Garrido debería plantearse la renuncia al cargo al estar imputado en vísperas de la presidencia europea.

El secretario de Estado quiso ser "ponderado" y poner el acento en quienes le han apoyado desde el momento en que se conoció el pasado 13 de noviembre que el juez admitía a trámite la querella y le citaba a declarar. Quiso agradecer en especial la llamada que le hizo este viernes el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, desde Bruselas para expresarle su alegría.

Posible acción legal

Preguntado si va a emprender alguna acción legal contra el Centro Jurídico Tomás Moro, López Garrido no lo descarta, pero ha pospuesto su decisión a la finalización del mandato de la UE.

"Voy a destinar todas mis energías a preparar la presidencia de la UE y no voy a distraerme en otras cosas. Empezaré a pensar en esa posibilidad después de junio del próximo año", contestó.

López Garrido destacó que la resolución del juez evidencia que actuó con "absoluta transparencia" y no hubo ninguna irregularidad cuando autorizó la concesión a la Fundación Alternativas de dos subvenciones por valor de 78.000 euros tras dejar el cargo de patrono en ella.

El auto afirma que la citada fundación no resultó más beneficiada que otras instituciones por las ayudas de Exteriores y recuerda que pese a que la ley no le obligaba a ello, el querellado había cesado como patrono antes de la concesión.

"Se reconoce que mi actitud, en todo momento, ha preservado la independencia y la imparcialidad en el ejercicio del cargo. Siempre se ha actuado con arreglo a la ley", añadió López Garrido, quien está al frente de la Secretaría de Estado para la UE desde abril del 2008.