Domingo 26.05.2019

Los pueblos cuelgan las rebajas: casa gratis y 300 euros por familia

Pequeños municipios luchan contra la despoblación ofreciendo casas, alquileres baratos o no pagar impuestos

Los pueblos cuelgan las rebajas: casa gratis y 300 euros por familia
Los pueblos cuelgan las rebajas: casa gratis y 300 euros por familia

Muchos pueblos de España sufren la despoblación ante los ojos tristes de sus últimos habitantes, ya ancianos que no ven solución a esta situación. Pero las nuevas iniciativas de algunos de los pueblos semi abandonados de España han devuelto la alegría a estas pequeñas poblaciones. Los alcaldes recalcan la calidad de vida de la que se puede disfrutar viviendo allí e intentan atraer a nuevos habitantes con atractivas ofertas.

Este es el caso de Arganza, un pequeño pueblo de León que hace dos años hizo una oferta de lo más atractiva. El alcalde de la localidad, Luis González Arias, nos cuenta la iniciativa. "El colegio se encontraba en una situación límite y para evitar que cerrara cedimos una vivienda para una familia con hijos. El llamamiento fue un rotundo éxito y pasamos de tener tres niños a once". Arganza ya no tiene vigente esta oferta aunque la gente continúa llamando al ayuntamiento para interesarse, el alcalde lamenta no tener más "casas municipales para ofrecer".

Alija del Infantado, también en León, quería atraer familias hace un año para aumentar la población. El edil, Luis Gómez Villaboa, destaca: "Ofrecíamos casa gratis y 300 euros para familias con hijos, acudieron cinco matrimonios jóvenes con hijos que ahora viven en la localidad". Gómez Villaboa señala que en el pueblo tienen trabajo ya que hay una serrería que necesita personal y es una opción atractiva para familias que quieran trasladarse al campo, aunque ya no tienen casas para ofrecer gratuitamente.

Otras localidades como Castelnou en Teruel o Peñas de San Pedro en Albacete mantienen su oferta para atraer a nuevos vecinos, no ofrecen casa ni trabajo, pero en su lugar dan la posibilidad de trasladarse al pueblo y así no pagar impuestos. Desde Peñas de San Pedro Mario Navarro, trabajador del ayuntamiento nos relata el resultado de la oferta. "Ofrecemos ayudas por nacimientos, ayudas para el material escolar y no pagar impuestos", aún así asegura que el llamamiento no ha atraído a mucha gente por que no hay mucho trabajo.

Vivir con menos pero mejor

Las iniciativas de estos pueblos resultan interesantes para gente emprendedora que puede montar su propio negocio y escapar de alguna manera de la crisis, ya que se puede vivir con menos dinero o incluso encontrar un ambiente más adecuado para criar a sus hijos, que es lo que destacan muchos de los alcaldes de estos pueblos, la calidad de vida de la que se disfruta en un núcleo de población pequeño donde los niños pueden campar a sus anchas por las calles sin el riesgo que supone una gran ciudad. Pero no todo el mundo se adapta igual de bien a la vida en un pueblo y algunos acaban abandonando la localidad para volver a sus ciudades de origen.

La crisis es otro de los factores que está empujando a la gente a trasladarse de nuevo a los pueblos. Manoli, responsable de la asociación XOLO, relata la iniciativa que llevaron a cabo en Villariño de Conso en Orense. "El colegio iba a cerrar en junio del año pasado así que ofrecieron alquileres de casas que oscilaban entre los 100 y los 200 euros para familias con hijos de entre 0 y 11 años". Manoli destaca la rápida respuesta a la oferta que asegura que fue desbordante y hoy por hoy, aún hay gente que se sigue interesando aunque ya no tienen casas para ofrecer.

Desde la asociación destacan el perfil de los nuevos habitantes "familias con paro de larga duración, gente con minusvalías que tienen una pensión y personas que quieren salir de la ciudad y criar a sus hijos en un entorno sano y seguro".

Pero no todos los llamamientos han resultado un éxito. Desde la diputación de Teruel destacan que cada vez hay menos iniciativas de este tipo debido a la crisis, y que algunas de las que se ofrecen, que pasan por la eliminación de impuestos o los beneficios sociales no atraen tanta población como hace dos o tres años.

Subasta de solares

El contrapunto a esta situación lo refleja el pueblo más envejecido de España, Olmeda de la Cuesta, en Cuenca. Esta pequeña población ha tomado la decisión de subastar 14 solares a un bajo precio para atraer nuevos habitantes y oportunidades de negocio, todo para luchar contra la despoblación. Este pequeño núcleo urbano cuenta únicamente con 39 habitantes, pero el alcalde destaca que sólo viven 15 personas y son gente cada vez más mayor.

Los solares van de 60 a 240 metros cuadrados y tendrán un precio de salida de 600 euros los más baratos y 3.000 euros los más caros. Las personas que accedan a uno de estos terrenos se comprometerán a construir una vivienda en un máximo de dos años y medio, "la gente que acuda tendrá que demostrar que tienen recursos para construir" aclara el alcalde de la localidad, José Luis Regacho.

Además ofrecen más facilidades, como que cualquier persona que se instale como autónomo y se mantenga como tal durante unos años, "se le devolverá la cantidad del precio base de salida del solar que se le adjudique".

Un mar de ofertas y oportunidades en un país que intenta salir de la crisis, pueblos que buscan una nueva oportunidad para revivir y familias y emprendedores dispuestos a cambiar de vida.