lunes 16.09.2019
A apenas 20 días del día de la mujer

El PSOE quiere multar a las empresas que no pagan igual a hombres y a mujeres

La brecha salarial se ha convertido en el caballo de batalla de PSOE y Podemos. Este martes, el Congreso debate una iniciativa del partido morado de igualdad retributiva mientras los socialistas proponen que se cumplan leyes ya existentes para igualar los salarios

Pedro Sánchez, junto al secretario de Organización, José Luis Ábalos,   y la vicesecretaria del PSOE, Adriana Lastra, en la reunión de la ejecutiva Permanente este lunes en Ferraz. | PSOE
Pedro Sánchez, junto al secretario de Organización, José Luis Ábalos, y la vicesecretaria del PSOE, Adriana Lastra, en la reunión de la ejecutiva Permanente este lunes en Ferraz. | PSOE

Con Hollywood y sus escándalos como telón de fondo y a apenas 20 días del día de la mujer, la igualdad laboral entre mujeres y hombres centra la actividad de PSOE y Podemos. Ferraz ha presentado este lunes una proposición de ley en la que se proponen medidas como multar a empresas que no paguen igual a hombres y a mujeres, impone la obligación de hacer auditorías salariales y la elaboración de planes de igualdad.

El PSOE ha presentado esta propuesta para ‘garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en materia retributiva’, una medida que no excluye el apoyo de los socialistas a la propuesta de Podemos que se debate este martes en el Congreso de los Diputados con el impulso de Podemos, que también busca la igualdad salarial.

En el caso de los socialistas, la propuesta se basa en hacer cumplir la legislación actual, para lo que proponen endurecer algunas medidas, como la imposición de multas a empresas que no pagan igual a hombres y mujeres. “Estamos incumpliendo nuestras normas”, ha criticado duramente Carmen Calvo, secretaria de Igualdad de la Ejecutiva de Pedro Sánchez, por lo que buscan “regular una situación anticonstitucional”. De hecho, esta norma supone la modificación de otras que regulan la normativa laboral o la propia Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. 

“El objetivo es que se cumpla el ordenamiento, quitar las trabas” cuanto antes y que “la igualdad sea real”, ha insistido la exministra. Además, el PSOE quiere que estas medidas se apliquen con la mayor celeridad posible. Por eso, su idea es sacar adelante esta ley lo antes posible para lo que buscarán un acuerdo “parlamentario rápido”. “Esperamos que el resto de los grupos políticos acojan nuestra proposición de ley lo mejor posible. Queremos abrir una negociación y tenemos prisa”, ha insistido Calvo, que ha recordado que “el Gobierno la puede tramitar rápido”, ya que no toca asuntos con reserva de materia de ley orgánica ni competencias autonómicas, ha explicado la portavoz socialista, también doctora en derecho constitucional.

Asimismo, los socialistas buscan cambiar la conciencia social sobre el impacto de estas desigualdades laborales. "El ánimo que impulsa la ley del PSOE es mover la conciencia de un país para que esto no ocurra", ha dicho la exministra de Cultura. "Buscamos que todo el mundo se ponga las pilas", ha insistido la portavoz. 

Las multas

La novedad más importante es el establecimiento de sanciones por el incumplimiento de las leyes en materia de igualdad laboral, que se establecerán en distintos grados. Con la modificación, se considerarán “infracciones graves” no tener un libro-registro salarial de la empresa o no informar a los trabajadores del mismo, así como el incumplimiento de los planes de igualdad en las empresas (hasta ahora obligatorios solo para compañías de más de 250 trabajadores) y auditorías salariales.

Estas infracciones graves tendrán sus correspondientes sanciones: del 0,11% al 0,30% de la masa salarial, en su grado mínimo; del 0,31% al 0,50%, en su grado medio y del 0,51% al 0,70% en su grado máximo.

Se establecen sanciones más elevadas la no elaboración o aplicación del plan de igualdad de la empresa o si está realizado “incumpliendo manifiestamente los términos previstos”, supuestos considerados “muy graves”, que se sancionarán “en su grado mínimo, con multa del 0,71% al 0,90% de la masa salarial de la empresa; en su grado medio, con multa del 0,91% al 1,10% de la masa salarial de la empresa; y en su grado máximo, con multa del 1,11 al 1,30% de la masa salarial de la empresa”.

Información para los trabajadores

Otro de los aspectos más destacados por los socialistas en esta propuesta de ley es la de proporcionar información a los trabajadores para que puedan conocer en todo momento las retribuciones que existen en la empresa y poder detectar así si existe algún tipo de discriminación. "Debe por consiguiente reconocerse un derecho a que el trabajador pueda solicitar información salarial a su empresario que permita encontrar indicios de discriminación salarial por razón de sexo", cita la proposición de ley en su exposición de motivos. 

Se reconoce que las empresas donde los trabajadores tienen representación legal (delegados de personal y comités de empresa) "deberán cumplir con una obligación de suministrar información, al menos anualmente". En el caso, de empresas con menos de seis trabajadores "las cosas se pueden resolver de una forma más cotidiana", ha explicado la exministra socialista. 

Funcionarias víctimas de violencia de género

Otra de las novedades que incluye esta proposición de ley socialista, es la protección a las empleadas públicas víctimas de "violencia machista", a quienes se reconocerá como tiempo efectivo de trabajo las faltas de asistencia totales o parciales por este motivo.

También tendrán derecho a la reducción de jornada, la flexibilización de los horarios u otras formas de ordenación. Además, se establece que "mantendrá sus retribuciones íntegras cuando reduzca su jornada en un tercio o menos". Para Calvo, estas medidas son la guía que debe orientar la actuación de las empresas privadas. 

Presunción de discriminación

Además de las modificaciones en los textos normativos españoles, la propuesta del PSOE recuerda algunos aspectos ya vigentes en la normativa europea y que quieren recuperar y aplicar, como la presunción de discriminación, que existirá haya una "diferencia salarial objetiva entre sus trabajadoras y trabajadores que alcance un porcentaje igual o superior al 25% como media o en el conjunto de su masa salarial".

De este modo, se considerará que existe "un trato discriminatorio por razón de sexo en materia retributiva, cuyos efectos el empresario puede evitar si acredita la concurrencia de otras razones o motivos que justifiquen la diferencia salarial entre mujeres y hombres".

El primer paso del "Libro violeta"

Carmen Calvo ha anunciado que esta proposición de ley es la primera anunciada de lo que ha llamado el "Libro violeta", una "respuesta integral a las ciudadanas de este país" que permitirá "ser ciudadanas y trabajadoras sin ninguna merma de tus derechos con una constitución".  "Empieza por esta ley para que se levante esta dignificación retributiva", ha dicho. 

De este modo, Calvo ha anticipado que el PSOE presentará otras iniciativas en ese sentido que afectarán de manera más amplia a otras medidas relativas a la igualdad en la vida laboral. También tienen intención de presentar otra propuesta sobre para ayudar a la corresponsabilidad entre el hombre y la mujer.

El PSOE quiere multar a las empresas que no pagan igual a hombres y a mujeres
Comentarios