domingo 15.12.2019

Prisiones niega una "caza" al musulmán en la cárcel de Valdemoro

Un grupo de internos españoles agredió "salvajemente" a un preso musulmán el pasado 15 de enero

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha negado que en la cárcel de Valdemoro se esté viviendo ninguna "caza" de los presos musulmanes protagonizada por internos españoles, después de que la semana pasada se registraran varios incidentes violentos en este centro penitenciario.

El sindicato ACAIP aseguró este lunes en un comunicado que el pasado 15 de enero se había vivido en Valdemoro una "batalla campal de moros y cristianos", en los que un grupo de internos españoles agredió "salvajemente" a un preso musulmán bajo el grito de: "A por ellos, vamos a matarlos a todos".

Fuentes de Instituciones Penitenciarias han confirmado a Efe que se produjo un incidente, aunque han descartado que tuviera su origen en un conflicto religioso o étnico entre reclusos de diferentes nacionalidades.

Por contra, las fuentes consultadas han sugerido que más bien pudo deberse a alguna "deuda" o incidente previo entre los diferentes internos implicados.

La agresión se produjo en la sala de estar del módulo de primer grado, en el que se encuentra los reclusos "más conflictivos" y violentos.

Además, los cinco agresores, que se han negado a explicar el móvil de su acción, ya han sido separados en cinco prisiones diferentes para evitar nuevos episodios violentos.

En cualquier caso, ninguno de ellos ha reconocido que agredieran al recluso musulmán por un motivo religioso o racial.

Las mismas fuentes penitenciarias han negado también de forma tajante que el supuesto 'cabecilla' de este grupo de internos españoles agrediera a los pocos días a otro recluso de origen árabe.

En su comunicado, ACAIP aseguraba que el líder de este grupo ya había acuchillado en abril de 2008 a Said Chedadi, que cumplía condena por los atentados del 11-S.

Sin embargo, las fuentes han asegurado a Efe que este preso no está recluido en la cárcel de Valdemoro, sino en la de Soto del Real, por lo que es materialmente imposible que participara en la segunda agresión, ocurrida en el primer penal.

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha abierto una investigación para determinar la causa de estos incidentes que, insiste, han sido protagonizados por reclusos catalogados en primer grado, con delitos graves e historiales conflictivos.