viernes 06.12.2019

El PP votará en contra del nuevo modelo de financiación en el Congreso

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha anunciado que su partido votará en contra del nuevo modelo de financiación autonómica, por considerar que es malo, y ha negado que existan posturas contradictorias entre los dirigentes de su partido en este sentido. La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, por su parte, ha criticado que al PP le produzcan "urticaria" las buenas noticias, como el nuevo modelo de financiación autonómica, que las comunidades gobernadas por el partido de Mariano Rajoy acabarán "aceptando de forma expresa".

La número dos del PP ha recalcado que la decisión de abstenerse en el Consejo de Política Fiscal y Financiera se adoptó por consenso entre todos los presidentes autonómicos del PP y ha subrayado que no han variado las posturas.

Cospedal se ha referido así, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité de Dirección de su partido, a varias preguntas relacionadas con el nuevo modelo de financiación, entre ellas sobre las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en las que aseguraba que había sido un "error" abstenerse.

En este contexto, ha aclarado que su partido decidió no votar en contra, entre otras cosas porque la negociación no está cerrada, ya que sólo se presentaron las líneas generales del nuevo modelo y no se dieron a conocer las cifras exactas que correspondían a cada comunidad autónoma.

Al ser preguntada reiteradamente sobre si existe malestar por las declaraciones de Aguirre, ha contestado: "no estamos con ningún ánimo especial, ni a favor ni en contra de nadie" y ha añadido que tienen claro que el modelo es "un mal modelo" de financiación y que pensaron que "la postura más sensata era el voto de la abstención".

Ha subrayado que el nuevo modelo, en líneas generales, no les gusta, porque es "insolidario, no tiende a la solidaridad interterritorial, no garantiza la igualdad de los españoles y provoca cada vez más desigualdades.

"Los pobres cada vez más pobres"

Tras remarcar que este modelo de financiación se ha aprobado con el "menor consenso" de los producidos en la historia, ha advertido de que este sistema "hace que los ricos sean cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres". Por ello, ha dicho que el PP votará en contra y posteriormente serán las Comunidades Autónomas las que perfilarán en las reuniones bilaterales con el Gobierno cuál va a ser el modelo para su comunidad.

Tras la reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE, Leire Pajín ha lamentado que las autonomías del PP se abstuvieran en el Consejo de Política Fiscal y Financiera sólo por consigna de Génova, pese a saber que es mucho mejor que el sistema todavía vigente. De hecho, incluso ha invitado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, a rechazar el nuevo modelo, porque no es obligatorio acogerse a él, y a seguir rigiéndose por el antiguo, si es que "de verdad le parece tan malo".

Según Pajín, el PP no tiene ninguna razón convincente para rechazar el modelo, y tampoco tienen un sistema alternativo que ofrecer, pero a los dirigentes de ese partido les provoca "urticaria" las "buenas noticias". "Todo lo que es bueno para el país es siempre malo para el PP", ha agregado.

Frente a ellos, ha contrapuesto la postura de las comunidades del PSOE, que dieron su apoyo por el interés general de España y también por el interés particular de cada autonomía, por responsabilidad y por sentido de Estado.

"Orgulloso" del resultado final

Cooperación, lealtad institucional y entendimiento han sido los tres principios "imprescindibles" que han empleado los socialistas a la hora de negociar este modelo, con un centenar de reuniones, según Pajín, quien ha enfrentado el proceso seguido por el PP en 1996, cuando "una sola reunión" sirvió a José María Aznar para pactar su investidura con CiU a cambio de un modelo de financiación "ineficaz e injusto".

El presidente del Gobierno y líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ha expresado a sus compañeros de partido su satisfacción por el nuevo modelo de financiación autonómica, que corrige las desigualdades y las carencias del sistema actual y que garantiza unos servicios públicos a los ciudadanos en igualdad de condiciones.

Zapatero entiende, según fuentes socialistas, que se ha respondido al interés y a las necesidades de las comunidades, y que se ha construido con el diálogo con todas las autonomías sin excepciones. "Orgulloso" del resultado final, el secretario general del PSOE ha puesto el acento en que se trata de un modelo capaz de vertebrar e integrar a España en su diversidad.