jueves 24.10.2019
EN EL ESPINAR

Las polémicas fincas en Segovia de Manuela Carmena

Su marido le traspasó parte de sus bienes antes de declararse en concurso de acreedores, entre ellas dos parcelas que suman 3.700 metros cuadrados. Mientras los exempleados de su esposo continúan sin cobrar, Aguirre mete la puntilla: “Siendo abogada laborista, no se debe sentir bien”

La candidata de Ahora Madrid a la Alcaldía de Madrid, Manuela Carmena. | Europa Press
La candidata de Ahora Madrid a la Alcaldía de Madrid, Manuela Carmena. | Europa Press

Manuela Carmena tuerce el gesto cuando toca hablar del tema. Los bienes que le traspasó su marido antes de declararse en concurso de acreedores en 2013 es el talón de Aquiles de su campaña. La candidata de Ahora Madrid asegura que “siente pena” de que este tema haya salido a relucir en plena carrera electoral.

Eduardo Leira traspasó a su esposa, entre otros bienes, un solar de 2.800 metros cuadrados en el municipio segoviano de El Espinar junto con otra parcela de 990 metros cuadrados que incluía una vivienda en el interior. La escritura de traspaso se formalizó el 7 de octubre de 2011, según refleja el Registro de la propiedad, en paralelo con el proceso judicial en el que estaba inmersa la empresa de Leira.

El marido de Carmena era dueño de la sociedad i3 Consultores, dedicada a la arquitectura. La empresa funcionaba bien hasta que en 2009 empezó a sufrir los efectos de la crisis. Poco después, en 2010 dejó de pagar el sueldo a sus empleados. Según la propia Carmena, su marido, en su afán de salvar a esas personas y no cerrar el estudio, avaló un crédito con su propio dinero, 800.000 euros, y le pidió también a ella que le avalara para salvar la empresa.

El dinero fue a pagar un crédito de Bankia y no a los empleados que denunciaron a la compañía en marzo de 2011 por impagos. El juzgado de Instrucción nº 40 de Madrid sentenció que el marido de Carmena debía un total de 140.000 euros a sus trabajadores, tal y como aseguran los denunciantes. Cuando éstos se enteraron de que el marido de la candidata de Ahora Madrid había puesto su patrimonio a nombre de su mujer, interpusieron una querella contra él en enero de 2013 por un presunto delito de alzamiento de bienes. La Justicia desestimó nueve meses más tarde la demanda bajo el argumento de que el traspaso de bienes no se realizó para que Leira ocultara su patrimonio, sino para hacer frente a la deuda con la entidad bancaria.

Recién aterrizada en política, la candidata Manuela Carmena aseguró el pasado 9 de mayo que le dejó perpleja que fuera su rival, Esperanza Aguirre, quien hubiera aireado los problemas de la empresa de su marido. Sin embargo, Aguirre justifica su postura: “Yo lo único que digo es que hagan el ejercicio de pensar que si en lugar de ser la beneficiaria de los bienes de su marido la candidata Carmena, una vivienda de 1.100.000 euros y una finca en El Espinar, hubiera sido yo, y teniendo yo ese patrimonio, mi marido no pudiera pagar a sus empleados, sobre todo una persona que ha sido abogada laboralista tanto años, yo estoy segura que no se debe de sentir bien”.

La finca más grande que Carmena tiene en El Espinar, de 2.835 metros cuadrados, es de naturaleza urbana. Está situada en el paraje Arroyo Mayor y linda con el monte público de la Cañada de Guidillos. El Espinar es un pequeño municipio de 9.700 habitantes situado a los pies de la Sierra de Guadarrama. La localidad recibió en 1914 el título de “muy ilustre villa” por Alfonso XIII. Entre sus parajes naturales y ermitas de piedra se han rodado películas como El Laberinto del Fauno o Marcelino pan y vino. La segunda parcela de Carmena en El Espinar tiene 993 metros cuadrados, con una vivienda de 110 metros cuadrados.

Una candidata con las horas marcadas

Carmena se evidencia como una candidata atípica a la hora de enfrentarse a la carrera electoral. Esquiva en conceder entrevistas, su equipo se remite a excusarla entre diversos medios con un “no será posible”, “la agenda está completa” o “manda un cuestionario”.

Manuela Carmena marca sus propios ritmos. Según publica el diario Vozpópuli, la exjueza acude a comer la mayor parte de sus días a casa. Carmena además se organiza la jornada para poder acabarla, siempre que sea posible, a las 8 de la tarde. Por el momento ya ha dado su opinión en El Mundo de lo que le parece la campaña electoral: Un circo y miserable.

Comentarios