viernes 18.10.2019

Los oncólogos reivindican las ventajas de la vacuna contra el cáncer de cuello de útero

"Tenemos que luchar de nuevo por incrementar las tasas de vacunación y nosotros somos los responsables de decir que podemos acabar con esta enfermedad si vacunamos a nuestras pacientes". Son palabras de Luis Chiva, jefe del Departamento de Oncología Quirúrgica y de servicio de Ginecología Oncológica del MD Anderson Internacional España, que han servido para llamar la atención esta semana sobre los peligros de no vacunarse contra el cáncer de cuello de útero o cáncer de cérvix, que en España produce 2.103 nuevos casos anuales y 739 muertes por esta dolencia.

Chiva tomó parte en la segunda edición del Congreso Internacional MD Anderson de Cáncer Ginecológico, que se ha prolongado desde el miércoles hasta hoy. En la apertura del mismo participaron la Reina Doña Sofía, la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

El doctor Chiva lamentó que la vacunación del virus del papiloma humano, como método para prevenir el cáncer de cérvix, haya descendido un 40 por ciento en España respecto a las expectativas. Chiva, arropado por varios expertos de reconocido prestigio internacional, consideró esa situación "un drama", porque "con el antiviral se puede acabar con esta dolencia" y afirmó que hay cuarenta millones de mujeres en todo el mundo que ya han sido inmunizadas "sin incidencias". Chiva señaló también que es "absolutamente básico" que esta vacuna se distribuya en los países subdesarrollados, pero, para ello, "el primer mundo tiene que hacer el gasto inicial".

El congreso ha servido también para refrendar el consenso entre las distintas autoridades acerca de la necesidad de promover la prevención y la investigación. Así, la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, remarcó durante la apertura del programa los objetivos de la Estrategia en Cáncer impulsada por su departamento. Una estrategia que pretende "promocionar estilos de vida saludables, impulsar la prevención primaria de los cánceres por diagnostico precoz, la mejora de la asistencia sanitaria, el acceso a los cuidados paliativos y al apoyo psicológico, con el fin de proporcionar a los pacientes una mayor calidad de vida", señaló la ministra.

Además, "el ministerio también apuesta por intensificar la detección precoz del cáncer de cuello de útero mediante la optimización de las citologías en mujeres de riesgo medio o bajo que, junto a la vacunación sistemática de las adolescentes, contribuirá a una prevención más eficaz de este tipo de cáncer".

Los oncólogos reivindican las ventajas de la vacuna contra el cáncer de cuello de útero