miércoles 16.10.2019

Un obrero japonés herido por una bomba de la II Guerra Mundial

Un trabajador de la construcción resultó este miércoles herido grave en la isla japonesa de Okinawa por la explosión de un artefacto que posiblemente fue lanzado durante la II Guerra Mundial (1939-45), según informó la policía nipona. Según la agencia local Kyodo, el hombre, de 25 años, conducía una excavadora que estaba realizando unos trabajos para la conducción de agua a una profundidad de un metro en la ciudad de Itoman (sur de Japón).

La explosión alcanzó alrededor de cien ventanas de un barrio residencial, en el que un vecino de 75 años sufrió también algunas heridas de carácter leve, y esparció los restos de la excavadora en un radio de cien metros.

La ciudad de Itoman acogió durante los días finales de la II Guerra Mundial algunos de los combates más intensos entre los ejércitos aliado y japonés. En total, en la isla de Okinawa se calcula que hay enterradas actualmente más de 2.500 toneladas de bombas sin explotar que datan de la II Guerra Mundial.