jueves 23.01.2020

Morales y la oposición boliviana avanzan hacia una solución de la crisis sobre la ley electoral

El Gobierno de Evo Morales y los opositores cedieron este este domingo en su confrontación y dieron pasos para solucionar la crisis causada por la falta de acuerdo sobre una ley que debe guiar los comicios generales bolivianos de fin de año. El gobernante izquierdista cumplió su cuarto día de huelga de hambre en el Palacio de Gobierno para exigir que la oposición dé curso a esa normativa que garantizará los comicios del 6 de diciembre próximo. La huelga de Morales ha sido secundada hasta hoy por 2.000 personas en todo el país, según cifras del Gobierno.

Morales ofreció este domingo en concreto financiar la elaboración de un nuevo padrón de votantes (casi 4 millones de personas) para allanar una solución al conflicto provocado por la desconfianza opositora sobre ese registro al que le atribuyen irregularidades.

La oposición había denunciado que el Gobierno de Morales no quiere hacer un nuevo registro de votantes porque con el actual podría montar un fraude para favorecer la reelección del mandatario.

Sin embargo, el presidente aceptó la confección de un nuevo registro, siempre y cuando la Corte Nacional Electoral (CNE) garantice que ello no perjudicará la realización de los comicios en la fecha prevista del 6 de diciembre próximo.

Morales ofreció que un nuevo padrón "biométrico, altamente informatizado" se financie con recursos que estaban destinados inicialmente a la compra de un avión presidencial y adelantó que es posible que Canadá apoye también con 15 millones de dólares.

Antes de esta oferta, el oficialismo había rechazado de plano la construcción del nuevo padrón con el argumento de que la Organización de Estados Americanos (OEA) y expertos electorales habían certificado la validez del actual.

Sin embargo, este domingo Morales consideró que es necesario hacer un esfuerzo para que el país avance hacia el uso de esa tecnología para que se garanticen comicios transparentes a fin de año.

El padrón de última generación

La Corte Electoral señaló ested omingo que estudiará la posibilidad de cumplir con la elaboración del padrón de última generación, mientras sus vocales están a la espera de ser convocados al Congreso para hablar de los desafíos que supone construir el nuevo registro.

La iniciativa de Morales fue destacada hoy por los dirigentes de la oposición que desde sus regiones comenzaron a volver a La Paz para reunirse con el oficialismo en el Congreso nacional, después de cuatro días de desencuentro y conflicto.

Pese a la voluntad de acercamiento, el vicepresidente del país y presidente del Congreso, Álvaro García Linera, hoy no pudo reanudar las sesiones de ese foro, suspendidas desde el pasado jueves, debido a que muchos congresistas opositores no lograron llegar a La Paz.

Pasado el mediodía, García Linera se vio obligado a aplazar por octava vez la reanudación de las sesiones, esta vez hasta horas de esta noche, si bien se restituyó una mesa de negociación paralela entre los oficialistas y opositores para trabajar en los acuerdos.

"Con la propuesta del presidente Evo han quedado dadas todas las condiciones para que los congresistas que han desertado del Congreso puedan reincorporarse en su lugar del trabajo", dijo García Linera.

"Resucitar el consenso y el diálogo"

El líder de la fuerza opositora Poder Democrático y Social(Podemos, derecha), el ex presidente Jorge Quiroga, remarcó que ahora hay la posibilidad de "resucitar el consenso y el diálogo" con el objetivo de tener "elecciones limpias" en diciembre próximo.

El presidente del Senado, el opositor Oscar Ortiz, también destacó como "muy acertada" la decisión del presidente Morales y se mostró alentado por reanudar el diálogo con el oficialismo porque un nuevo padrón "va a fortalecer la democracia boliviana".

El senador "podemista" Luis Vásquez, uno de los miembros de la mesa de negociaciones para la concertación, dijo que Morales "ha dado un mensaje que permite volver a sentarse y a trabajar para tener una ley de consenso".

Morales no irá a las cumbre del ALBA

El presidente de Bolivia anunció que ha suspendido su participación en las cumbres del ALBA y de las Américas debido al conflicto con la oposición sobre la aprobación de la ley electoral. Morales hizo el anuncio durante una conversación telefónica con su colega de Venezuela, Hugo Chávez, quien llamó a un programa de la televisión estatal boliviana en el que entrevistaron al presidente boliviano.

Chávez se solidarizó con Morales, que mantiene una huelga de hambre desde hace cuatro días para exigir la aprobación de esa ley. Morales tenía previsto participar el próximo jueves en la Cumbre de la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA) que se celebrará en Carcas, y al día siguiente viajar a la Cumbre de las Américas, que tendrá lugar en Trinidad y Tobago.

"Decidí no viajar ni a la Cumbre del ALBA, ni a la Cumbre de las Américas. Vamos a librar esta batalla que en todo caso es una pulseta (pulso) de los pueblos oprimidos y los grupos oligárquicos", le dijo Morales a Chávez, en alusión al conflicto interno boliviano.

El gobernante se declaró en huelga de hambre el pasado jueves en el Palacio de Gobierno de La Paz, junto a 14 dirigentes sindicales, para presionar a la oposición a que apruebe una ley electoral que permitirá las elecciones del 6 de diciembre. Morales se presentará a la reelección en esos comicios.

Morales y la oposición boliviana avanzan hacia una solución de la crisis sobre la ley...