martes 25.02.2020
LA ASEGURADORA DE CAPITAL PÚBLICO

Montoro pone coto a los gastos en CESCE

El Ministerio de Hacienda ha puesto su ojo censor en algunas de las ventajas en especie con que cuentan los directivos de la gran aseguradora pública de crédito a la exportación, inéditos entre los funcionarios. En el contexto de su posible y polémica privatización, no habrá coches de 'renting' ni gastos superfluos

Sede central de CESCE en la calle Velázquez de Madrid. | CESCE
Sede central de CESCE en la calle Velázquez de Madrid. | CESCE

La Compañía Española de Seguros de Créditos para la Exportación (CESCE), que depende del Ministerio de Econoimía orgánicamente, aunque es de la SEPI, es un rara avis en el mundo empresarial. Capital público, usos privados para la que es la cuarta mayor compañía de Europa en seguros de crédito. Pero el ministro Montoro ha puesto su atenta y escrutadora mirada en ella, ya que se trata de una sociedad con un 52% de capital público, de las que están pendientes de ser privatizada.

Según fuentes consultadas por Estrella Digital, el ministro de Hacienda ha decidido poner fin a ciertos usos propios de empresa privada entre los directivos de CESCE. Entre otros privilegios, Montoro ha retirado el servicio de renting de coches. A Hacienda llegó la acusación del que algunos de los coches de alta gama obtenidos por este sistema estaban teniendo un uso anormal y familiar. También ha vetado la tradicional copa que se servía tras la Junta de Accionistas. Y lo que es más importante, ha establecido un férreo control presupuestario. Las cuentas de la empresa sufren un severo examen cada dos meses, según explican fuente sinternas de la compañía. 

Por su parte, CESCE se muestra expectante ante todas estas medidas. Aunque las reacciones no se han hecho esperar. De hecho, para el día 28 de abril (antes de los esperado) se ha convocado una Junta de Accionistas en la que se repartirán unos dividendos de más de 100 millones de euros. Hecho que fuentes de la compañía interpretan casi como una descapitalización antes de una posible venta. Una venta que lleva sobrevolando a la compañía desde que el PP llegará al poder en 2011 y que tiene en vilo muchos de sus trabajadores. 

El miedo por una posible pérdida de su puesto de trabajo comienza a surgir entre los empleados. Por este motivo, a través del colectivo sindical, se han remitido cartas a Álvaro Bustamante, presidente del CESCE; a Luis de Guindos, ministro de Economía y a Jaime García Legaz, secretario de Estado de Comercio, en las que los trabajadores asumen la posible venta, pero reclaman la promesa de mantener sus puestos y sus condiciones laborales actuales.

Con el actual panorama político y todas las polémicas que rodean al CESCE, su venta se presenta, cuanto menos, complicada. Hasta que llegue ese momento, si es que al final se produce, los altos cargos de esta Compañía Española de Seguros tendrán que lidiar con los recortes de Montoro, como ha hecho el resto de funcionarios del Estado bajo su jurisdicción.  

Comentarios