viernes 18.10.2019

Montilla apela al sentido común del Constitucional para dictar sentencia sobre el Estatut

El Parlament insta al TC a declararse "incompetente" y evitar su "colapso"

El presidente catalán, José Montilla, ha apelado este martes al "sentido común" de los magistrados del Tribunal Constitucional (TC) a la hora de dictar sentencia sobre el Estatut, tras presentar este lunes en el Senado una moción para activar la renovación del órgano judicial.

Preguntado por la eventualidad de que el pleno del Constitucional acuerde un fallo sobre el Estatut antes de que los magistrados con el mandato caducado sean sustituidos, Montilla ha dicho en que "en el actual Constitucional hay personas con mucho sentido común".

En declaraciones a Onda Cero, ha puntualizado que nadie conoce cuándo dictará sentencia el TC y que, en cualquier caso, no quiere juzgar situaciones que no sabe si se producirán.

Montilla ha calificado de "sospechoso" que algunas personas tengan "tanta prisa en que sea un tribunal con magistrados caducados el que dicte la sentencia en este momento".

"Yo he sido exquisitamente respetuoso con el TC y con las personas que lo forman", ha asegurado Montilla, para añadir que "a veces lo han sido menos aquellos que constantemente arremeten para exigir una sentencia ya".

El PSOE, interesado en la renovación

El líder del PSC ha asegurado que el PSOE ha manifestado "siempre su interés" por renovar el TC, aunque "ahora lo ha hecho de una forma mucho más explícita".

Este lunes, tras la comparecencia de Montilla en el Senado, el PSOE expresó su voluntad de "hacer todo lo posible" para desbloquear la renovación de los magistrados y solicitó la convocatoria de la Comisión de Nombramientos, el órgano de la Cámara Alta encargado de evaluar a los candidatos a jueces del Constitucional.

Montilla ha señalado que ahora es la comisión quien "debe hacer su trabajo" y evaluar a los candidatos propuestos por las CCAA y ha rechazado "aventurar quiénes serán los elegidos, ni su idoneidad, ni (si se producirán) futuras recusaciones".

"En definitiva, se trata de cumplir la ley. Lo absurdo es que estas cosas se tengan que pedir, cuando son obviedades", ha dicho.

Ha lamentado que los magistrados no hayan sido sustituidos en dos años y medio, cuando "en otros episodios de la historia sólo se ha tardado unos meses", y ha asegurado que "algunos no quieren renovar el Tribunal porque creen que les es favorable la correlación de fuerzas" que se da en él.

Sobre las críticas recibidas debido al uso de traductores en el Senado para permitir intervenciones en catalán, gallego y vasco, Montilla ha opinado que "las lenguas no tienen precio".

El presidente catalán ha recordado que "en anteriores ocasiones ya había habido traductores" en la Cámara Alta y que él no fue el único en hablar una lengua distinta al castellano, ya que la líder del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, también utilizó ayer el catalán.

"Parece que lo hice yo por ser un furibundo nacionalista", ha ironizado Montilla, quien ha indicado que "el gallego, el vasco y el catalán son lenguas españolas también" y que aquellos que quieren "negar la pluralidad" no ayudan "a la cohesión de España, sino todo lo contrario".

El TC, icompetente según el Parlament

El Parlament ha decidido este martes presentar un documento jurídico ante el Tribunal Constitucional (TC) en el que se le insta a declararse "incompetente" en el tema del Estatut y a suspender sus deliberaciones hasta que se acometa de una vez por todas su renovación, sin la cual la institución podría "colapsarse".

En la mañana de este martes la Mesa del Parlamento de Cataluña ha analizado un informe de los letrados de la cámara en el que se plantea presentar un "incidente procesal" ante el TC con este fin.

En él se le advierte de que su "anómala" composición actual, con cuatro magistrados con el mandato caducado desde 2007 y otro fallecido en 2008, infringe la propia Constitución, cuyo artículo 159.3 establece que los miembros de esta institución deben ser renovados al vencer su mandato de nueve años.

"La composición actual del TC se encuentra contaminada seriamente por esta anomalía, que en buena lógica podría llegar a significar incluso el colapso de la institución", ha alertado en rueda de prensa el presidente del Parlament, Ernest Benach.

Montilla apela al sentido común del Constitucional para dictar sentencia sobre el Estatut