Viernes 21.09.2018
Caso 3%

El 55% de los donativos a CDC llega de contratistas públicos

Un informe del juez, José de la Mata, certifica que más del 50% de los donativos que que llegaron al partido de Pujol a través de sus fundaciones pertenecen a empresas beneficiarias de millonarios contratos públicos

Jordi Pujol | Imagen de Archivo
Jordi Pujol | Imagen de Archivo

El sumario del “caso 3%”, ahora en manos del juez central de instrucción, José de la Mata, constata la flagrante actuación de una trama corrupta urdida desde el partido de Jordi Pujol para financiarse ilegalmente a través de una estructura criminal basada en la adjudicación de millonarios contratos públicos a cambio del pago sistemático y “sistémico” de mordidas. Estas comisiones era pagadas  a las fundaciones convergentes,  por un importe siempre por encima del 3% del presupuesto de dichas adjudicaciones.

Fundaciones para financiarse

De la Mata dispone de un reciente informe de la Guardia Civil. Es un compendio de lo investigado durante estos últimos años por parte del juez que hasta ahora instruía las diligencias,  (juzgado de instrucción número 1 de El Vendrell). El escrito contabiliza la ingente cantidad de dinero recibido en las cuentas corrientes bajo control de las fundaciones Nous catalans,  CATDEM, FORUM y TRIAS FARGAS.

La Guardia Civil llega a la conclusión de que más del 50% del dinero inyectado a modo de donativos en estas  fundaciones  pertenece a aportaciones efectuadas por empresas receptoras  de millonarios contratos públicos adjudicados por administraciones bajo el control político de CDC.

Donativos sospechosos

“El 55 % de los ingresos en las cuenta de las fundaciones pertenecen a empresas que trabajan para el sector público y la construcción, el 15% a donativos de Cirsa Gaming, el 6% de empresas farmacéuticas y otro 6% por parte de empresas dedicadas al abastecimiento de agua, entre otras”, explica el último informe aportado en la causa por la Guardia Civil.

El juez José de la Mata está investigando 27 contratos de obra pública licitados por administraciones bajo el control de Convergencia. Afectan al Ayuntamiento de Barcelona, mientras fue gobernado por Xavier Trias, a distintos organismos de la Generalitat y a una docena de ayuntamientos catalanes.

.