viernes 10.04.2020

Marchena lamenta "de corazón" las filtraciones y promete luchar contra ellas

El magistrado Manuel Marchena, ponente de la sentencia del "procés", ha asegurado que lamenta "de corazón" las filtraciones del fallo a los medios de comunicación antes de que la conociera los condenados, y ha estimado que lo ocurrido es "un mal al que hay que hacer frente", pero ha quitado hierro a lo ocurrido

Marchena lamenta "de corazón" las filtraciones y promete luchar contra ellas

La sentencia era, ha dicho en términos cinematográficos, "un oscuro objeto de deseo".

Marchena se ha tenido que referir a las filtraciones al ser examinado por la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) como candidato para seguir cinco años más como presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, cargo para el que no se ha presentado otro aspirante.

"Lo lamento de corazón y voy a hacer todo lo posible para que no vuelva a suceder", ha manifestado.

El magistrado ha eximido de toda culpa a los periodistas -sería "absurdo" pedirles que no difundieran una información de ese calado si acceden a ella- y, tras precisar que no quería minimizar la "gravedad" de lo ocurrido, ha destacado que la sentencia como tal, con su conjunto argumental, no se filtró, algo que le tranquiliza.

A su entender, primero hubo en los medios "pronósticos" y después "informaciones más correctas y exactas" elaboradas a partir de datos obtenidos de distintas fuentes, a veces de comunicaciones informales.

"Evidentemente hace mucho daño, salvo a los profesionales de la información que están cumpliendo con su deber", ha insistido.

Tras recordar que durante meses de deliberaciones no hubo ninguna filtración, ha pedido no olvidar que se trataba de un "macroproceso" en el que han intervenido multitud de personas y en el que la sentencia se notificaba en tres centros penitenciarios distintos, al margen de los procuradores, por lo que todos los magistrados de la Sala estaban convencidos de que iba a haber filtraciones.

Y como prueba de que desde muchas vías se buscaba acceso a una sentencia "de interés histórico", ha recordado que su correo personal fue "hackeado" y que hubo incursiones en los correos e historiales de navegación de magistrados de la sala.

En este contexto, ha reprochado a quienes hoy critican con dureza la filtración que aceptaran con "indiferencia" y sin decir absolutamente nada "que se pudiera fisgonear en cuentas de los magistrados".

Marchena ha aprovechado su intervención también para elogiar el trabajo y la discreción del gabinete de Comunicación de Supremo. 

loading...
Comentarios