lunes 30.03.2020
MEDALLA HONORíFICA DE LA ONU A TíTULO PóSTUMO

La madre del cabo Soria: “No quiero medallas, quiero justicia"

Naciones Unidas acaba de imponer la condecoración Dag Hammarskjöld a Francisco Javier Soria, fallecido en acto de servicio en Líbano en enero de 2015. Además, el Gobierno le ha ascendido de forma honorífica y a título póstumo, igual a otros militares y guardias civiles muertos en acto de servicio, entre ellos los fallecidos en el accidente del SAR de Canarias en marzo de 2014

“Mi hijo merece primero, Justicia, y luego todo lo que quieran darle, también medallas”. Es la reivindicación que lleva haciendo Margarita Toledo desde que su hijo Francisco Javier Soria falleció el 28 de enero por el disparo de un obús de Israel a las posiciones de las tropas de la ONU en el Líbano. “Fue un asesinato, acallado por Israel con una indemnización de 200.000 euros”, sentencia mientras sigue reclamando Justicia.

Naciones Unidas impuso el 29 de mayo la medalla Dag Hammarskjöld al cabo Soria, un reconocimiento póstumo a los miembros de operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU. Dos días antes, el día 27 de mayo, víspera de la celebración del Día de las Fuerzas Armadas, el Gobierno en funciones ascendió al empleo superior a varios militares y guardias civiles fallecidos, entre ellos, el cabo Soria, que pasa a ser cabo primero.

Condecoración al cabo Soria por la ONU. | Facebook EMAD

Pero ni los ascensos honoríficos del Ejecutivo, que no tienen ningún tipo de consecuencia económica ni legal, ni las medallas de la ONU van a frenar a los padres del cabo Soria. “¿Para qué sirve una medalla de la ONU si no hay Justicia para un asesinato?”, se pregunta, en voz alta, Margarita Toledo. 

Quiere que se haga Justicia y no va a resignarse a que se cierre el asunto con la indemnización de 200.000 euros que el Gobierno israelí ha dado a la viuda y a la hija del militar fallecido, un pago con el que el gobierno israelí asume la culpabilidad por la muerte del militar español. 

“Yo no estoy luchando por temas económicos. Yo quiero saber el porqué. Y por qué este gobierno abandona a sus soldados. Un gobierno que no ha tenido los cojones de sentar a Israel y preguntarle por qué. Al revés, estamos contentos porque Israel indemniza a la familia”, explica Margarita, que insiste en hablar de asesinato y critica el acuerdo entre el gobierno español y el israelí. 

“Mi hijo fue asesinado por el ejército de Israel. Le mató un obús que llevaba unas coordenadas”, con lo que no puede atribuirse a una “cadena de errores y negligencias”, las causas que esgrimió el ministro de Defensa español, Pedro Morenés, ante el Congreso de los Diputados. Por eso, han llevado su caso a la Audiencia Nacional para que investigue cómo sucedieron los hechos. En estos momentos, la familia no tiene novedades de la investigación judicial.

Día de las Fuerzas Armadas

Margarita Toledo estuvo presente el pasado sábado en la celebración del Día de las Fuerzas Armadas para dar visibilidad pública a su reivindicación y su búsqueda de justicia. Fue acompañada del militar herido en Afganistán Iván Ramos y su madre, Marisa Luna, apenas tres personas, que tuvieron una especial vigilancia policial.

“Fuimos con nuestras camisetas puestas. Se acercaron a nosotros como si fuéramos delincuentes. No sé qué pensaba la policía que íbamos a hacer”, explica Margarita, que insiste en que sólo quería que la vieran en el día que se recuerda a los militares fallecidos.

De hecho, la madre del cabo Soria resalta la falta de consideración de las autoridades y considera paradójico que, en el día que se recuerda a los caídos por España, las familias de los militares no estén representados. “¿Las familias para qué?”, se pregunta. “parece que los militares son militares de primera y la familia, menos”, critica.

Los padres del cabo Soria, ahora cabo primero, continuarán la lucha judicial, aunque Margarita cree que no volverá a acudir al desfile del Día de las Fuerzas Armadas. “Nunca más iré a un desfile de estos hasta que no haya justicia para mi hijo, ni voy a besar una bandera ni voy a ir a acto ninguno”, promete la madre del militar muerto hace un año.

Comentarios