Lunes 10.12.2018
Elecciones Andalucía

Líderes nacionales cierran campaña incidiendo en trascendencia de resultados

Susana Díaz, en una imagen de archivo.
Susana Díaz, en una imagen de archivo.

Los principales líderes políticos nacionales, salvo Pedro Sánchez, de visita oficial a Argentina, han cerrado esta noche una campaña para las elecciones andaluzas del 2D muy marcada por la trascendencia que para los próximos comicios que se convocarán en unos meses tengan los resultados de este domingo.

"Pido el voto a todos los andaluces de izquierda para ser el dique de contención de la derecha y la extrema derecha que quieren llevarnos a la involución, a etapas superadas de la historia", ha clamado en el mitin celebrado esta noche en Sevilla la socialista Susana Díaz, única candidata que ha cerrado la campaña sin el líder nacional de su partido.

Díaz criticó esta mañana que estas elecciones se hayan planteado por los demás partidos como "una primera vuelta" de las próximas elecciones generales: "Tengo la sensación de que me enfrento a Casado y a Rivera, porque a sus candidatos -Juanma Moreno y Juan Marín- los he visto poco y los han tapado mucho".

Para Susana Díaz, las elecciones andaluzas serán cruciales para levantar "un dique de contención de la derecha que se suma a la extrema derecha" en las próximas elecciones generales.

El líder del PP, Pablo Casado, en Sevilla, ha llamado a los votantes descontentos de su partido y ha advertido a los que "se fueron a buscar al PP fuera del PP", que "ni lo encontraron ni lo encontrarán" porque "éste es el único PP, el único partido que sirve a España y que es eficaz para España".

Sin citar a Vox ha dicho a quienes están pensando en esa formación: "Experimentos en política, no", y ha asegurado que el PP es "la casa de los patriotas que quieren servir a España", además de prometer que será su partido el que vuelva a "refundar el centro-derecha" porque en esta formación "cabe todo el mundo".

El candidato del PP a la Junta, Juanma Moreno, ha apelado al "voto del sentido ético" para "barrer de chorizos Andalucía, para que no quede ni uno, para que nadie quede impune".

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha dicho en Torremolinos (Málaga) que el domingo "puede pasar cualquier cosa", y ha advertido de que "no va a haber cambio político en España si Andalucía no avanza", y que "si Andalucía no avanza, no habrá derechos para nadie".

Iglesias ha asegurado que a Susana Díaz "le gustaría estar en la Moncloa gobernando con Ciudadanos" porque "Andalucía era para ella un trampolín, pero el plan le salió mal", mientras que el líder de IU, Alberto Garzón, ha subrayado que "votar a Susana Díaz es abrir la puerta a la derecha del PP y de Ciudadanos".

La candidata de Adelante Andalucía (coalición de Podemos e IU) a la Junta, Teresa Rodríguez, ha asegurado que la "derecha" no va a tener suficiente mayoría para formar gobierno.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que también ha cerrado la campaña en Sevilla, ha tendido la mano a los andaluces que han votado al PSOE pero ahora "han dicho basta" y ya no admiten a Pedro Sánchez "sus ocurrencias ni sus pactos con los separatistas", y también ha abierto su partido a los votantes del PP que están "hartos de perder".

Lo que quiere conseguir Ciudadanos, además de un nuevo proyecto renovador y que mire por los andaluces es, ha recalcado Rivera, "dar una lección en las urnas a los de los ERE ya los de la Gürtel", mientras que el candidato de Ciudadanos a la Junta, Juan Marín, ha llamado a votar "en masa" porque se trata de "una oportunidad que no se va a volver a repetir".

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha opinado hoy sobre los comicios andaluces y ha señalado que al Ejecutivo central y a la "inmensa mayoría" de españoles les "preocupa" el posible ascenso de Vox, un partido con un ideario "inconstitucional" y que podría tener representación en el Parlamento andaluz, según las últimas encuestas.

A las elecciones andaluzas están convocados algo más de seis millones y medio de electores.