viernes 10.04.2020
GUERRA DE ESPÍAS

La justica embarga la marca ‘Método 3’ a Francisco Marco

La extinta agencia sigue acumulando procesos judiciales. El desencuentro entre el exdirector de Método 3 y su empleado, Antonio Tamarit, no sólo se lidia en las estanterías, también en los juzgados

Francisco Marco, exdirector de Método 3. | EP
Francisco Marco, exdirector de Método 3. | EP

Con la agencia de detectives más polémica del país ya extinta, a Francisco Marco, exdirector de la misma e hijo de la fundadora, ya no le queda ni el nombre. El Juzgado de lo social nº 22 de Barcelona ha decretado el embargo de la marca registral ‘Método 3’, según la resolución al que ha tenido acceso EstrellaDigital.es. El caso se remonta a una guerra judicial entre Francisco Marco y uno de sus empleados, Antonio Tamarit, delegado de la agencia de detectives en Madrid.

Tamarit denunció a las tres sociedades de Marco –M3 Consultoría de Seguridad SL, M3 Consultoría Antifraude SL y Método 3 SA-  por el impago del sueldo por valor de 63.400 euros. La Justicia dictó en junio de 2013 el auto de ejecución del importe contra las distintas sociedades, pero estas se declararon en situación de insolvencia legal. Ahora, dos años más tarde, el juzgado barcelonés ha procedido al embargo de la marca ‘Método 3’, propiedad de la mercantil con el mismo nombre -Método 3 SA- a favor de Antonio Tamarit.

El desencuentro entre los dos detectives queda patente en los respectivos libros que han escrito. Francisco Marco definió a Antonio Tamarit en su libro ‘El Método’ como una de las pocas “manzanas podridas” con las que trabajó a lo largo de su carrera. El delegado de la agencia en Madrid respondió con otro libro titulado ‘La cortina de humo’ de la editorial ‘Corre La Voz’. Una obra publicada en agosto de 2014 pero que no ha visto aún la luz. El libro de 227 páginas está embargado judicialmente tras la denuncia interpuesta por el propio Francisco Marco.

Método 3 se convirtió en la agencia de detectives más mediática del país. Su colofón en la prensa fue a través del supuesto caso de espionaje a la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho. Francisco Marco fue detenido en febrero de 2013 junto a tres empleados, Elisenda Villena, Julián Peribáñez y Alex Borreguero, acusados de un delito de revelación y descubrimiento de secretos. Antonio Tamarit no fue arrestado, pero declaró como testigo en las dependencias policiales. El caso fue finalmente archivado tras alcanzar un acuerdo ambas partes.

El declive y cierre de la agencia llegó meses antes. Método 3 se vio salpicado por la 'operación Pitiusa', una trama que destapó en 2012 el mayor tráfico de compra-venta de datos privados del país. Según las investigaciones judiciales, la trama vendía datos de hasta 3.000 personas al mes. Hay más de 200 personas imputadas entre funcionarios, espías y particulares. Elisenda Villena, la jefa de servicio de Método 3, fue detenida en el marco de esta operación y posteriormente puesta en libertad. Elisenda Villena está sobreseída de todo lo que se le acusó, tanto en la operación Pitiusa como en el caso de Alicia Sánchez Camacho.

El Juzgado nº 4 de Barcelona acaba de reabrir la causa por el espionaje en el FC Barcelona. El club encargó durante el tramo final del mandato de Joan Laporta varios informes a Método 3 para investigar a amigos y no tan amigos del expresidente del Barça. Los trabajos encargados por el club ascendieron a 500.000 euros. Pese al cierre de la agencia, Método 3 sigue apareciendo en los procesos judiciales más morbosos del país.

Comentarios