sábado 22.02.2020
AMENAZAS A LOS MEDIOS ESPAÑOLES

El Jueves: "No dibujamos a Mahoma por temor a los daños colaterales"

La FAPE afirma que los medios de comunicación españoles están acostumbrados a recibir "coacciones" y presiones" y que los periodistas "nunca están completamente protegidos"

Portadas de la revista 'El Jueves'.
Portadas de la revista 'El Jueves'.

A la revista El Jueves le tembló el pulso cuando en 2006 se desató una oleada de protestas y disturbios contra Occidente en distintos países islámicos por la publicación de varias viñetas satíricas sobre Mahoma en un diario danés. “Somos dibujantes y tenemos un compromiso con nuestra profesión, pero si hay un criminal que por lo que yo dibuje es capaz de hacer daño a terceras personas, te planteas dudas, aunque al mismo tiempo no se puede ceder a ese chantaje”, explica a Estrelladigital.es Guille Martínez-Vela, dibujante de la revista. La dirección del semanario decidió entonces no caricaturizar al ‘profeta’, pero tampoco quiso guardar silencio y decidió titular su portada de la siguiente manera: “Íbamos a dibujar a Mahoma pero nos hemos cagado”. Según relata el dibujante, en aquel momento el director consideró que esa portada “era la mejor manera de retratar la situación que se estaba viviendo”.

Sin embargo, en el año 2012 decidieron dar un paso al frente y solidarizarse con sus compañeros de ‘Charlie Hebdo’ cuando éstos se convirtieron en objetivo de amenazas por dibujar a Mahoma y bromear sobre el Islam en su publicación. El Jueves decidió entonces publicar una portada para apoyar a sus colegas en la que aparecían distintas representaciones del ‘profeta’ bajo el titular ‘¿Alguien sabe cómo es Mahoma?’.

“Nunca hemos recibido amenazas o presiones serias”, recalca Martínez-Vela. Aunque los más veteranos de la publicación sí recuerdan el atentado perpetrado por grupos fascistas contra la revista satírica El Papus a finales de los años setenta que se saldó con un muerto, el conserje del inmueble donde se encontraba la redacción. Un año después, en 1978, el diario El País también fue víctima de un atentado por parte de un grupo de ultra derecha en el que murió un trabajador.

Este miércoles, los miembros de la revista española y sus compañeros de Charlie Hebdo celebraban sus respectivos consejos de redacción, casi de forma simultánea en Barcelona y en París, cuando dos terroristas atacaron la sede del semanario francés y asesinaron a doce personas. “Cuando nos enteramos nos quedamos en ‘shock’ y todavía seguimos en ‘shock’. Estamos consternados. Es una noticia demencial”, explica Martínez-Vela. Rápidamente decidieron publicar un “esbozo de sentimiento” a través de las redes sociales para condenar el ataque terrorista. Un gráfico en el que aparece un tintero que derrama sangre y en el que se puede leer “malos tiempos para el humor”. “Vamos a seguir, no nos queda otra opción. El humor es el mejor antídoto contra el miedo y no se puede vivir con miedo. No podemos dar un paso atrás”, señala.

'Jyllands-Posten', el diario danés que en 2005 abrió la veda de los chistes sobre Mahoma y que desde entonces ha recibido numerosas amenazas, ha apelado a la "responsabilidad" hacia sus trabajadores y ha pedido que no se reproduzcan los dibujos del semanario francés. Su redactor jefe, Jørn Mikkelsen, asegura que no se trata de autocensura, sino de "reflexión necesaria".

Por otro lado, una revista semanal española también se vio envuelta en polémica a raíz de un excéntrico acto convocado por Muammar Al Gadafi hace cuatro años en Italia. El exlíder libio organizó una ceremonia e invitó a varias modelos con la intención de convertirlas al Islam. Una de ellas se hizo incluso famosa porque Gadafi no logró convencerla y continuó con sus creencias cristianas. Además, posó desnuda y con los libros que le había obsequiado Gadafi sobre el Corán en la revista. La publicación recibió amenazas por relatar la historia, pero las Fuerzas de Seguridad del Estado consideraron que no había peligro.

Por su parte, la revista Mongolia sí sufre numerosas coacciones  por parte de la “ultra derecha” y de los “ultra católicos”. “Aunque no al nivel de los compañeros de Charlie Hebdo”, aclara Eduardo Galán, redactor de la publicación. Galán comenta a Estrelladigital.es que la noticia cayó como un jarro de agua fría en la redacción: “Al principio no nos lo creíamos, te parece imposible que esto pueda ocurrir, pero no hay que parar y hay que seguir haciendo cosas”. Y lo hicieron. “No hubo ni un momento, nuestro editor en seguida nos dijo que había que sacar un comunicado y que teníamos que publicar las viñetas de Charlie Hebdo”. “La reacción es justamente la contraria a la que piden, no vamos a parar”, remata.

“Los periodistas nunca estamos completamente protegidos”

La Federación de Asociaciones de la Prensa Española (FAPE) considera que los medios de comunicación “nunca” están lo suficientemente protegidos. Según Elsa González, presidenta de la asociación los periodistas “no han nacido para ser asesinados”, sino para “defender la libertad de información”. “Hay que adoptar nuevas medidas, pero cualquier acción va a ser insuficiente para el loco que quiere matar. Quien quiera matar lo va a hacer”, añade. González cree que la única manera de luchar contra los atentados a la libertad expresión es a través de la unidad, el respaldo "absoluto de toda la sociedad" y que la respuesta tiene que ser "unitaria". “A través de la palabra, el papel y la educación”, aclara. Además, ha querido dejar claro que “nunca” hay que “caer en la autocensura”. Según la FAPE, los medios de comunicación españoles están "acostumbrados a las coacciones y a las presiones" y afirma que "en estos momentos de precariedad estamos más indefensos que nunca".

González recuerda que muchos periodistas freelance que se encuentran en zona de conflicto no cuentan con el respaldo de los medios para los que trabajan y "ni siquiera tienen dinero para un chaleco antibalas”. Asegura que mueren todos los días y que esta vez ha ocurrido en Occidente. “Gracias a ellos no se ha silenciado la voz de lo que ocurre en el mundo”. Tal y como explica Charlie Hebdo: “Hoy han muerto dibujantes, pero mañana nacerán legiones de dibujantes”.

loading...
Comentarios