Lunes 23.07.2018
Ella lo denunció el mes pasado

Detenido el presunto asesino de la joven de Lepe

La Guardia Civil ha detenido a la expareja de Cristina, la joven rumana sido asesinada en Lepe. Ella había presentado una denuncia por malos tratos el pasado 17 de junio ante la Guardia Civil y el Juzgado de Ayamonte le concedió una orden de alejamiento de 200 metros

Concentración en homenaje a la mujer asesinada en Lepe
Concentración en homenaje a la mujer asesinada en Lepe

La Guardia Civil ha detenido al presunto asesino y expareja de Cristina, la joven rumana de 24 años apuñalada mortalmente ayer en su casa de Lepe (Huelva). Estaba escondido en Tariquejos, a diez kilómetros de  donde se produjeron los hechos.

El presunto asesino, que fue pareja de la joven asesinada hasta hace un mes, se escondió en Tariquejos, adonde había huido en el coche de su hermano, encontrado por los agentes en la misma finca en la que se refugió. Los agentes lo cercaron esta tarde poco antes de las 16.00 horas en una finca. 

Se trabajaba con la hipótesis de que se encontrara en el mismo municipio lepero o cerca y, por ello, se establecieron controles de vigilancia en todas las carreteras de salida de la provincia y la frontera terrestre y por transbordador hacia Portugal, a sólo 20 kilómetros de Lepe.

Tras interrogar a varios familiares y personas del entorno del detenido, la Guardia Civil decidió acudir hoy a una zona que frecuentan temporeros rumanos y de varias nacionalidades en Tariquejos, donde fue localizado junto al coche en el que huyó.

El detenido ha sido trasladado al cuartel de la Guardia Civil de Lepe a la espera de que mañana pase a disposición del juzgado de Ayamonte.

La joven rumana de 24 años asesinada ayer tenía una orden de protección, con prohibición de comunicación y aproximación a menos de 200 metros por parte de su expareja. No le ha servido para salvar la vida.

La pareja tenía dos hijas menores de edad, de 5 y 2 años.  Los servicios sociales se han hecho cargo de las menores y se ha activado un protocolo de acogida urgente. 

En la localidad onubense, de 28.000 habitantes, viven unas 1.500 personas de nacionalidad rumana debido a la demanda de mano de obra para la recogida de distintos productos agrícolas a lo largo del año.

Ha sido la tercera mujer asesinada en 48 horas por su pareja o expareja. En lo que va de 2018 ya van 20 víctimas de violencia machista.