lunes 09.12.2019

Inhumados en Pamplona los restos de 46 víctimas del golpe de 1936

Los restos de 46 víctimas del golpe militar de 1936 han sido rescatados de distintas fosas de Navarra, han sido inhumados este lunes en el Panteón Republicano del Cementerio de Pamplona, en un acto al que han asistido las principales autoridades de la Comunidad Foral

Inhumados en Pamplona los restos de 46 víctimas del golpe de 1936

Este acto, que ha contado con la presencia, entre otras autoridades, de la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez, y el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, ha sido organizado por la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra AFFNA-36, en colaboración con el Ejecutivo Foral y el Ayuntamiento de la capital navarra.

Se trata de restos recuperados gracias al desarrollo del Plan de Exhumaciones que lleva a cabo el Gobierno de Navarra en convenio con la Sociedad de Ciencias Aranzadi y que no han podido ser identificados.

El acto ha comenzado con la recepción de las 46 urnas con los restos de otras tantas personas a las puertas del cementerio, desde donde han sido portadas, cada una de ellas cubiertas por una bandera republicana, hasta el panteón municipal, donde aguardaban las autoridades, miembros de la asociación y vecinos de Pamplona.

El alcalde Asirón, en su intervención en este acto, ha destacado que el mismo pretende "recuperar la memoria y la dignidad de estas personas que, como tantísimas otras, fueron asesinadas durante la Guerra Civil y el franquismo sin constancia de su enterramiento, de su certificado de defunción, de su memoria".

"Poco a poco va rompiéndose el manto de silencio que durante tantos años permitió la impunidad de aquellos crímenes, pero queda mucho por hacer todavía, porque, para nosotros y nosotras, los que hoy homenajeamos no son simples huesos, como los denominan algunos", ha aseverado el alcalde.

En ese sentido, ha resaltado que, "aunque nos acusen de ser buscadores de huesos, seguiremos trabajando para cerrar ese interminable duelo que dura ya demasiados años".

Por su parte, la presidenta Barkos ha recordado que hace ochenta años terminó la Guerra Civil y "se consolidó una dictadura que extendió la represión y la ausencia de libertades a lo largo de casi cuarenta años".

La presidenta ha apuntado que, "frente a lo que algunos afirman, actos como el de hoy, lejos de abrir heridas, permiten que las vayamos cerrando, porque las heridas de la violencia del franquismo siguen abiertas en las familias que las sufrieron".

Comentarios