Lunes 10.12.2018
Elecciones andaluzas

Iglesias llama a la movilización "antifascista" para frenar a Vox

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha lanzado un llamamiento a la movilización "antifascista" a todos los trabajadores, estudiantes, feministas y LGTBI y colectivos progresistas del país para frenar a la "extrema derecha" y proteger "la democracia" tras la irrupción de Vox en el Parlamento andaluz

Iglesias ha comparecido en la sede de Podemos en Madrid junto al coordinador general de IU, Alberto Garzón, con semblante serio ambos, síntoma de la preocupación que les dejan los resultados de las elecciones andaluzas en las que han perdido 3 escaños respecto a los 20 que sumaron sus formaciones en 2015.

"Alerta antifascista", ha proclamado Iglesias, quien al igual que Garzón ha reconocido que los resultados no han cumplido sus expectativas. "No nos vamos a rendir", ha añadido Garzón.

El secretario general de Podemos, que se ha referido a Vox como un partido "franquista sin complejos, enemigo de las mujeres" y de los derechos y libertades, ha pedido un compromiso histórico "antifascista" al resto de fuerzas políticas que se unieron en la moción de censura para "sacar a los corruptos y al PP" del Gobierno.

Ha emplazado al PSOE, al PDeCAT y a ERC a asumir la "urgencia" de la situación porque "nos estamos jugando que la dirección de Estado pueda estar en manos de la extrema derecha", ha dicho.

Un llamamiento a la unidad que -ha añadido- va "más allá" de la aprobación de los presupuestos generales del Estado y de la legislatura, y que debe enfocarse a la defensa de la justicia social, la fraternidad, los derechos y libertades y las bases de la democracia.

Garzón ha coincidido en alertar del crecimiento preocupante de la "extrema derecha" y ha culpado a la candidata socialista, Susana Díaz, de haberle "dado aire" a Vox "creyendo que beneficiaba a su partido".

Iglesias también ha criticado los discursos del PP y Cs, que en su opinión han "blanqueado" y "normalizado el poder gobernar junto a una fuerza de extrema derecha".

Ante la posibilidad de que el resultado andaluz acerque más un adelanto de las generales, el líder de Podemos ha asegurado que si se convocan esas elecciones su partido saldrá a ganarlas, pero que en este momento la "emergencia" que está sobre la mesa es enfrentar a fuerzas como Vox.

"Los europeos sabemos lo que significó la llegada de la bestia parda, hace falta que los demócratas antifascistas se pongan de acuerdo para proteger la democracia", ha enfatizado. 

Por su parte, Teresa Rodríguez ha pedido hoy recuperar el "sentido común del 15M" para cumplir el "reto histórico" que se marca desde mañana la nueva coalición de Podemos e IU, que es "parar" y "hacerle frente a la extrema derecha".

"Lo que más nos preocupa no es los tres diputados menos, sino lo que le pasará a Andalucía", ha dicho Rodríguez en referencia a los 17 escaños obtenidos por Adelante Andalucía frente a los 20 que lograron Podemos (15) e IU (5) por separado en las elecciones de 2015.

Recibida por sus simpatizantes al grito antifascista de "¡No pasarán!", Rodríguez ha pedido "recuperar el sentido común del 15M" para "parar a la derecha" en todos los ámbitos.

"Esta no tiene que ser la noche de las pasiones, tiene que ser la noche de las reflexiones", ha dicho Rodríguez después de conocer que, con el 99,85 % escrutado, el PSOE obtuvo 33 diputados, el peor resultado de su historia, el PP 26; Ciudadanos 21; Adelante Andalucía, 17, y Vox doce.

"Hay que volver a poner todos los esfuerzos en que la gente quiera recuperar derechos", lo que considera que debe hacerse para que los ciudadanos sean "protagonistas de sus propios cambios".

El trabajo que tienen por delante, ha añadido la candidata y coordinadora andaluza de Podemos, debe ser "parar a la derecha en las instituciones y en la calle", en cada barrio o puesto de trabajo.

"Palante, que nos queda mucho curro", ha concluido su intervención, en la que ha explicado que la extrema derecha supone "un enfrentamiento de los últimos contra los penúltimos".

"Nos negamos a hacerle ese favor a los poderosos, de dividir a los de abajo en favor de los arriba, de los que se benefician de nuestros enfrentamientos en los tajos, en los pueblos y en los barrios", ha subrayado Rodríguez.

La coordinadora de Podemos ha anunciado que van a "denunciar con claridad cada seguidismo que haya de los que se llaman de la derecha formal, de la derecha del Estado, de los discursos de la extrema derecha".

"Ante cada palabra de racismo, de machismo, de transfobia, de homofobia, nos van a tener delante, no toleraremos que conviertan la sociedad en algo peor de lo que nos han convertido tras 10 años de crisis y de recortes neoliberales", ha asegurado.

Tras recordar que "venimos de una batalla muy larga" por la recuperación de la democracia y de los derechos, ha explicado que tienen "una mirada larga" y el reto es "conseguir una Andalucía donde nuestros hijos recuperen derechos, sean solidarios y que defiendan a la mayoría social frente a los que se lo llevan todo".

Rodríguez ha afirmado que ése es el "reto histórico" que asumen porque "no hacemos cuenta de resultados" como los de una empresa y no se centran en si han conseguido "tres diputados más o menos".

El cabeza de lista de Adelante Andalucía por Sevilla y coordinador andaluz de IU, Antonio Maíllo, por su parte, ha reconocido que no han obtenido los resultados que perseguían y que les "preocupan mucho", ha denunciado a los que "le han hecho la campaña" a la "extrema derecha" y ha asegurado que "aquí no se rinde nadie".

Tras señalar que considera "normal" que haya gente "desolada" e "impactada" por los resultados, ha dicho que en Adelante Andalucía están "preocupados pero no derrotados" y que, desde ahora, su posición será una "ofensiva contra la extrema derecha", para lo que se van a "arremangar".