sábado 29.02.2020

Igea ve a Arrimadas mejor candidata pero exige que Cs sea más participativo

El vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, una de las voces más críticas en Ciudadanos contra el proyecto de partido centralizado que se está perfilando, ha dejado claro que Inés Arrimadas es la mejor opción para liderarlo pero exige que "todo el poder" no sea designado por la dirección

Igea ve a Arrimadas mejor candidata pero exige que Cs sea más participativo

"Hay gente que se empeña en hablar de personas. Yo no sé cuántas veces tengo que decir una obviedad, que Inés es mucho mejor candidata para presidir Cs, pero no estamos hablando de eso", ha subrayado Igea a la llegada a un desayuno informativo, recalcando que quiere un modelo participativo, en el que se puedan elegir las direcciones territoriales y provinciales "y que haya un sistema de balances".

Igea, que ha dicho que no tiene previsto reunirse este lunes con Arrimadas aprovechando su viaje a Madrid, sigue sin desvelar si presentará una candidatura alternativa a la de la portavoz parlamentaria para liderar la formación naranja.

Lo único que ha asegurado es que desde ahora y hasta que se celebre la Asamblea de marzo, defenderá el modelo de Ciudadanos que tiene en la cabeza y que no es un partido "en el que todo el poder, todos los cargos orgánicos, toda la ejecutiva, todo el comité disciplinario, todos los coordinadores autonómicos y provinciales hayan sido designados".

A su juicio, con un modelo como este, sin balances y contrapoderes, que es por el que según Igea ha apostado la gestora y la propia Arrimadas, "es más fácil equivocarse" porque hay menos debate.

Igea confía en que en el trámite de enmiendas que pasa ahora a las agrupaciones territoriales se pueda conseguir un partido "participativo, que evite los errores cometidos hasta ahora".

Son los militantes los que tienen la última palabra, ha recordado, porque son quienes pueden enmendar las propuestas de Estrategia y Estatutos que se aprobaron en el Consejo General del sábado, que tumbó los cambios planteados por los críticos para hacer un partido en el que los territorios tuvieran más juego.

Se rechazó la única enmienda de devolución a los Estatutos que pedía cambios en las estructuras territoriales, que los coordinadores autonómicos fueran elegidos por la militancia aparte de modificar el régimen disciplinario e incluía duras críticas a la falta de separación de poderes dentro del partido. 

Comentarios