viernes 18.10.2019

Hallan a un bebé muerto, a su madre herida y el cadáver del padre en el patio

El hombre fallecido fue detenido por la Guardia Civil el pasado 15 de mayo por intentar raptar a una menor que se encontraba en un parque

La Guardia Civil investiga la muerte de un bebé de pocos meses en una vivienda incendiada de la localidad de Torrijos (Toledo), donde el padre ha aparecido también muerto en el patio al arrojarse por el balcón, mientras que la mujer ha sido trasladada al hospital de Toledo con heridas en la cabeza.

El subdelegado del Gobierno en Toledo, José Julián Gregorio, ha manifestado que aunque hay indicios de que pudiera tratarse de un nuevo episodio de violencia machista, no se puede confirmar al cien por cien porque la Guardia civil está investigando y el juez ha decretado el secreto del sumario.

Según la Delegación del Gobierno, se da la circunstancia de que el hombre hallado muerto, E.A.E., de nacionalidad marroquí, fue detenido por la Guardia Civil el pasado 15 de mayo por intentar raptar a una menor que se encontraba con su abuelo en un parque de esta localidad.

El alcalde de Torrijos, Juan José Gómez Hidalgo, dijo entonces que la intención que tenía el autor de los hechos era secuestrar a la niña y así forzar que le fuera entregada la suya, recién nacida, ingresada en la unidad de prematuros de un hospital de Cádiz.

No obstante, las distintas fuentes consultadas no han podido precisar si el bebé hallado muerto en Torrijos es la niña que estaba ingresada en el hospital gaditano y que era reclamada por el padre hoy fallecido.

El suceso ha ocurrido sobre las 05.50 horas de este martes cuando la Guardia Civil y la Policía Local de Torrijos han sido avisados de que en una vivienda había ruidos y fuertes golpes por una discusión entre el matrimonio, ambos marroquíes.

Al llegar a la casa, los agentes han descubierto el cadáver de un hombre en el patio interior del bloque, que responde a las iniciales E.A.E., de nacionalidad marroquí, y han observado un incendio en uno de los pisos.

Al entrar en la vivienda en llamas, situada en la travesía del Cristo de Torrijos, los agentes han encontrado un bebé sin vida, aunque no presentaba signos externos de violencia, por lo que se investiga si ha muerto por intoxicación por humo, y a una mujer con heridas en la cabeza que ha sido trasladada al Hospital Virgen de la Salud de Toledo. El incendio ha sido sofocado por los bomberos de Santa Olalla.

Hallan a un bebé muerto, a su madre herida y el cadáver del padre en el patio