martes 15.10.2019

El Govern defiende a Mossos de las críticas de soberanistas por retirar lazos

El presidente catalán, Quim Torra, y el consejero de Interior, Miquel Buch, han defendido hoy a los Mossos de las críticas de los CDR (Comités de Defensa de la República) y la ANC por verse "obligados" como policía judicial a retirar ayer viernes los lazos amarillo de centros públicos y escuelas

El Govern defiende a Mossos de las críticas de soberanistas por retirar lazos

La retirada de esta simbología, ordenada por la Junta Electoral Central (JEC), ha vuelto a centrar este sábado el debate político en Cataluña, con declaraciones de la oposición culpando de la situación al Gobierno central.

La líder de Ciudadanos en Cataluña y candidata al Congreso por Barcelona, Inés Arrimadas, ha dicho que la retirada de símbolos supone "una victoria de Cs" frente a la inacción del Gobierno, mientras la candidata del PPC, Cayetana Álvarez de Toledo, ha reclamado a la Fiscalía que retire "para siempre" los lazos amarillos en apoyo a los independentistas presos.

La ministra y candidata del PSC en las generales Meritxell Batet ha pedido aparcar "debates estériles" porque "las banderas, las pancartas y los lazos no pagan facturas".

La retirada de lazos ha molestado a parte del soberanismo y esta mañana Torra se ha topado, en un acto electoral en Sabadell (Barcelona), con una quincena de miembros de los denominados Comités de Defensa de la República, que le han recriminado su gestión y la actuación de los Mossos en cumplimiento de las órdenes de la JEC.

Torra ha defendido a los Mossos diciendo que "son la policía nacional de Cataluña, pero también actúan a veces como policía judicial por orden de la justicia española".

El presidente les ha pedido "esperanza y confianza para tirar adelante", tras afirmar: "Yo he aguantado la pancarta hasta que han llegado los Mossos a sacarla" y recordar que ya dejó claro que no aceptará una sentencia condenatoria en el juicio del "procés".

Igualmente, el consejero Buch ha remarcado en Twitter que la policía catalana se vio "obligada" a retirar "los símbolos que pedían la libertad de los presos políticos" en las instalaciones de la Generalitat en cumplimiento de las órdenes de la JEC.

Pese a todo, Buch ha anunciado que se "revisarán" las inspecciones que los Mossos d'Esquadra llevaron a cabo ayer viernes para comprobar que no había lazos amarillos en 2.700 escuelas públicas, tras recibir quejas de que en algún caso "podría haberse actuado de forma inadecuada".

Entre las críticas de los soberanistas a la actuación de los agentes ha destacado la de la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, quien ha señalado que "lo que pasó ayer con la entrada de los Mossos en escuelas en horario lectivo, llegando al extremo de borrar con pintura blanca un mural pintado por niños y niñas, es gravísimo y no se debería tolerar".

Desde el PSC, la ministra Batet ha abogado por apartarse de "debates estériles" sobre banderas, pancartas y lazos, porque estos "no pagan absolutamente nada".

Batet ha avisado, en un acto del PSC en Sant Adrià del Besòs (Barcelona), que, ante las próximas generales, los ciudadanos deberán apostar "volver a construir consensos" o quedar anclados en "la fractura, la confrontación y el daño y el dolor que nos han provocado los últimos años".

Arrimadas ha subrayado por su parte, en una visita a Vilafranca del Penedès (Barcelona), que la retirada de la simbología independentista "es una victoria de Cs" y ha denunciado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "no ha movido ni un dedo".

Ha recordado que fue Cs quien acudió a la JEC porque "Sánchez sigue mirando a otro lado, no quiere molestar a sus socios".

Cayetana Álvarez de Toledo, que ha visitado el Salón de la Enseñanza de Barcelona, ha reclamado a la Fiscalía que los lazos amarillos se retiren "para siempre", más allá del período electoral, porque son un "signo de opresión de la otra mitad de Cataluña".

Tras el cambio de cartel ayer en el balcón del Palau de la Generalitat, el grupo antiindependentista "Els Segadors del Maresme" ha volcado este sábado en la plaza de Sant Jaume una decena de sacas con miles de lazos amarillos que han ido retirando.

Por otro lado, en Barcelona ha tenido lugar una manifestación contra Vox y contra el racismo, con la participación de representantes de entidades de diversa índole y políticos de JxCat, ERC, PSC, comunes y Cup. 

Comentarios