martes 25.02.2020

El Gobierno vasco sostiene que "no hay constancia" de contactos entre la izquierda abertzale y los socialistas

La portavoz del Gobierno Vasco en funciones, Miren Azkarate, ha dicho que "no hay constancia" de que haya habido contactos entre la izquierda abertzale ilegalizada y el PSE-EE, pero ha precisado que tampoco hay "evidencia de lo contrario". La portavoz ha realizado estas declaraciones en la comparecencia de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno a preguntas sobre las declaraciones en las que el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, dijo que había "rumores" de contactos entre el PSE-EE y Batasuna. Precisamente Urkullu ha asegurado que no tuvo intención de "enredar nada" cuando afirmó que hay rumores de "bastante fiabilidad" de que hubo llamadas entre PSE y Batasuna la misma noche electoral.

Azkarate ha asegurado que el Ejecutivo de Vitoria desconoce si existen o no estas relaciones, aunque ha reconocido que "si existieran nos parecería muy bien".

"No hay constancia (de contactos), pero tampoco evidencia de lo contrario", ha señalado la portavoz, quien ha recordado que "en su momento crucificaron al lehendakari y le acusaron de ser connivente con ETA (por hablar con Batasuna), cuando después se supo que durante años tuvieron contactos (los socialistas y la izquierda abertzale)".

Sin intención de "enredar nada"

En una entrevista concedida a Herri Irratia Loyola Media, el presidente del PNV aseguraba un día después de saltar la polémica que no tuvo intención de "enredar nada" cuando afirmó que hay rumores de "bastante fiabilidad" de que hubo llamadas entre PSE y Batasuna la misma noche electoral.

"Yo no he difundido nada, lo único que he dicho es que suenan rumores. Yo no he afirmado nada, pero me parece que el PSOE se ha puesto nervioso y el Gobierno español también se ha puesto nervioso. No sé si eso significa algo", añadió.

Urkullu negó que sus palabras estén relacionadas, como se ha apuntado, con "la angustia" del PNV ante las dificultades para formar gobierno. "Yo lo único que digo es que, si aquí hay un proceso de pacificación nuevo, si hay en el futuro un proceso de relación para la normalización política con todas las sensibilidades ideológicas que hoy no están en el Parlamento vasco, ese ejercicio se hará desde fuera del Parlamento vasco. Esta es la paradoja de lo que pueda ser el futuro respecto al presente", aseguró.

A su juicio, como consecuencia de la Ley de Partidos, se está "sustrayendo" al propio Parlamento vasco de la capacidad de "hacer política" por parte de todos los agentes que "han de intervenir en un proceso de normalización política". "Si ésto va a ser así, por qué hemos de desterrar que entre el PSE-EE y Batasuna estén hablando", apuntó.

Urkullu indicó que, aunque puede sonar "muy extraño", aseguró que a él "no le extraña nada". En este sentido, recordó que en el pasado "se ha estado hablando" y se preguntó "por qué si se ha estado hablando en el pasado, no se va a hablar en el presente".

loading...
El Gobierno vasco sostiene que "no hay constancia" de contactos entre la izquierda...