martes 10.12.2019

La Generalitat condiciona el pacto sobre financiación a que Solbes "reformule" el texto para que se cumpla el Estatut

El gobierno de la Generalitat ha enviado al ministro de Economía, Pedro Solbes, un documento en el que fija sus propias condiciones para poder aceptar el nuevo modelo de financiación e insta al Gobierno español a "reformular" su última propuesta para dar cumplimiento a lo que establece el Estatut.

El secretario general del departamento de Economía de la Generalitat, Martí Carnicer (PSC); el secretario de Industria y Empresa, Antoni Soy (ERC), y el secretario general de Interior, Joan Boada (ICV-EUiA), han presentado el documento, tras reunirse la parte catalana de la Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales.

El informe de la Generalitat plantea una lista de puntos en los que detecta "avances" en la propuesta del pasado 30 de diciembre de Solbes con respecto a la que ofreció en julio, pero enumera también sus "insuficiencias" en referencia a lo que establece el Estatuto y alerta de que, "en su estadio actual", el texto del Gobierno "no permitiría llegar a un acuerdo" con el Ejecutivo catalán.

La Generalitat ha querido transmitir firmeza negociadora ante el Estado: "Negociaremos hasta la extenuación, pero lo que no haremos es dar nuestro acuerdo a un mal acuerdo", ha advertido Carnicer, que ha evitado fijar plazos límite para alcanzar o no el pacto.

"Observaciones de la Generalitat de Cataluña"

El documento, titulado "Observaciones de la Generalitat de Cataluña a la propuesta base para un acuerdo de reforma del sistema de financiación de las comunidades autónomas (30 de diciembre del 2008)", detecta un total de 11 "insuficiencias" del modelo de Solbes, al que además achaca falta de "concreción cuantitativa".

Las insuficiencias que según la Generalitat mantienen de momento alejado el acuerdo sobre financiación se resumen en que el plan de Solbes "no garantiza que se cumplan todos los preceptos" que marca el Estatuto en materia de financiación, tampoco garantiza que "se produzca un cambio real" con respecto a la situación actual" y "es imposible valorar el modelo sin conocer las cuantías y porcentajes".

Más en concreto, la Generalitat pide un cambio del sistema para garantizar que los ingresos de las comunidades autónomas se vinculen a los impuestos pagados por sus ciudadanos y que haya "un mecanismo de nivelación solidario y eficiente, que acerque las posiciones relativas" de las distintas autonomías "pero que no las invierta".

Modelo gradual

El gobierno catalán acepta que "pueda ser un modelo gradual" y no se alcance el cien por cien de los resultados desde el primer ejercicio, pero siempre que quede muy claro el cambio de sistema.

La Generalitat exige que el modelo se adecúe al Estatut y se dividan los recursos autonómicos en dos bloques: los destinados a educación, sanidad y servicios sociales, que se nivelan completamente, y el resto de recursos, que no se nivela.

Además, el Govern recuerda que el Estatut prevé como variables de necesidades "la inmigración y los costes diferenciales (nivel de precios), omitidas en la distribución del Fondo de Garantía".

En la propuesta de Solbes se "duplican" los instrumentos para corregir las desigualdades territoriales de renta per cápita, en alusión al Fondo de Cooperación, que se añade al Fondo de Compensación Interterritorial.

"Insuficiencias" del modelo de Solbes

Faltan garantías para el establecimiento del consorcio tributario paritario entre la administración tributaria estatal y la Agencia Tributaria de Cataluña y no se reconoce suficientemente el principio de "bilateralidad" Estado-Generalitat, protesta el Govern, que pide establecer además una "compensación por la supresión del impuesto del patrimonio".

Otras "insuficiencias" del modelo de Solbes son que "no garantiza la corrección de la situación actual", ofrece una "indefinición de la dinámica del modelo", no aporta garantías de "cumplimiento del principio de lealtad institucional" y adolece de una "deficiencia en el mecanismo de asunción de competencias de los órganos de revisión económico-administrativos".

Además de todo ello, la Generalitat echa en falta la concreción de las "cifras básicas" del nuevo modelo, "cuya cuantificación será determinante para definir la validez" del sistema.

La Generalitat condiciona el pacto sobre financiación a que Solbes "reformule" el...