lunes 06.04.2020
MARíA EUGENIA CARBALLEDO, DIPUTADA ESPIADA

“Fue su forma de contestar lo que me llevó a alargar el brazo y tocar el micro”

El Partido Popular y la diputada autonómica no emprenderán acciones legales contra la invitada de Podemos que intentó grabarla en la Asamblea con micrófono oculto. El PP sí ha propuesto al resto de grupos parlamentarios "pensar a quién se invita y responsabilizarse de ellos"

La diputada del PP, María Eugenia Carballedo.
La diputada del PP, María Eugenia Carballedo.

No tiene dotes detectivescas, ni alma de Sherlock Holmes, pero a la diputada del PP María Eugenia Carballedo le bastaron sólo cuatro minutos para darse cuenta de que una invitada de Podemos la estaba grabando con un micrófono oculto dentro de la Asamblea de Madrid. Un hecho insólito. “Vi algo en su chaqueta que me llamó la atención, pero fue su forma de contestar lo que me llevó a alargar el brazo y a tocar el micrófono que llevaba oculto en el fular”, explica Carballedo a Estrella Digital.

El “grave” suceso tuvo lugar la semana pasada tras un pleno en el que el parlamento autonómico debatió una tensa Proposición No de Ley (PNL) presentada por Podemos que pedía que se prohibiesen las "pelotas y balas de goma".

La portavoz adjunta de la formación morada y encargada de defender la PNL, Lorena Ruiz-Huerta, se acercó a la parlamentaria ‘popular’ para pedirle que hablara con una de sus invitadas, afectada por las pelotas de goma en las manifestaciones de mineros de Madrid, porque no le había gustado su intervención en el Pleno. “Podía haberle dicho a Lorena que no, pero pensé que si a esa mujer le aliviaba en algo decirme algo a mí, no podía negarme”, relata Carballedo.

Carballedo asegura que “salió de buena fe”, pero que “esa buena fe” le duró pocos minutos. Una pregunta inocente le bastó para darse cuenta de que algo raro pasaba. “¿Oye, qué llevas en la chaqueta?", le preguntó la diputada del PP encargada de defender la PNL. “Ella no bajó ni un instante la mirada a ver si tenía algo en la chaqueta, un bicho, una mancha…”, relata la ‘popular’, que asegura que la invitada la siguió mirando fijamente y le dijo: “no llevo nada en la chaqueta”. “Tal y como me lo dijo, era evidente que llevaba algo. Fue su forma de contestar lo que me llevó  a largar el brazo y a apartar el fular. Lo toqué y pude comprobar que era un micrófono. Vi un cable atado a un aparato que llevaba en su bolsillo izquierdo”.

Podemos se ha desvinculado del desagradable suceso. Tanto Ruiz-Huerta, como el portavoz de Podemos en el Senado, Ramón Espinar, se disculparon inmediatamente ante la exviceconsejera de Empleo de la Comunidad de Madrid y aseguraron desconocer las intenciones de su invitada. Pocas horas después, el portavoz de Podemos, José Manuel López, también llamó a la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, para disculparse. “Por una parte quiero creerles, porque si no me pongo en un escenario espeluznante. Pero por otro lado también creo que es lo único que podían hacer, decir que ellos no tenían nada que ver cuando el micrófono ya había sido cazado. Ojalá sea así”, explica la ‘popular’.

Ahora bien, Carballedo sí cree que alguien le dio “la bendita idea”. Podemos explicó a la ‘popular’ que estaban haciendo un documental contra la policía y que ese debía de ser es el motivo por el que “ocultaron un micrófono, no sé con qué animo”. “En el PP estamos a favor de que la Policía en el ejercicio de sus funciones use una fuerza legítima y proporcionada para defendernos. Eso es lo que pienso con o sin micrófono, en mi casa o en la barra de un bar. No tenemos dudas en el PP”.

El PP no denunciará

La diputada ‘popular’ no se ha planteado denunciarlo ante la Justicia. Tampoco el PP tomará ninguna medida a este respecto. Eso sí, Carballedo asegura que en la Asamblea de Madrid existe una “enorme preocupación” por este asunto. “Esto no puede volver a pasar”, asegura la diputada ‘popular’.

En este sentido, el portavoz del PP en el parlamento madrileño, Enrique Ossorio, aprovechó su intervención en la Junta de Portavoces de este martes para hacer una reflexión. “Esto nos debe de servir como un toque de atención para que los grupos pensemos a quién invitamos y nos hagamos responsables de esos invitados mientras están en el Hemiciclo”, explicó. Ossorio también pidió a los grupos parlamentarios “no hacer un uso del público como arma arrojadiza de índole política”. “Si hacemos un discurso incendiario ante personas que están preocupadas por un asunto, creo que damos una imagen de enfrentamiento que no conviene a la política”, zanjó.

loading...
“Fue su forma de contestar lo que me llevó a alargar el brazo y tocar el micro”
Comentarios