sábado 19.10.2019

Forcadell en el TS: Estoy siendo juzgada por ser quien soy, no por mis actos

La expresidenta del Parlament Carme Forcadell ha manifestado que está siendo juzgada por rebelión en el Tribunal Supremo por su trayectoria política y no por los hechos que cometió, y "prueba de ello son los desesperados y descarados intentos de cambiar la realidad" para sostener la acusación contra ella

Forcadell en el TS: Estoy siendo juzgada por ser quien soy, no por mis actos

"Afirmo que estoy siendo juzgada por mi trayectoria política, por ser quien soy, no por mis actos, no por mis hechos", ha lamentado Forcadell, que se enfrenta a 17 años de cárcel, y ha asegurado que hizo "exactamente" lo mismo que sus compañeros de Mesa, acusados de desobediencia en Cataluña.

La expresidenta del Parlament, acusada de "promotora" de la rebelión desde la Cámara catalana, ha defendido que "la palabra en el Parlamento tiene que ser libre": "No podemos convertir el Parlamento en un órgano censor, la censura no debe entrar en el Parlamento".

Ha insistido en que las iniciativas parlamentarias no son nunca de la Mesa y ha denunciado que durante el juicio se haya hecho "un extraordinario esfuerzo" en que saliera su nombre "cuantas más veces, mejor" para diferenciarla de sus compañeros de Mesa e incriminarla "con falsos testimonios" pero "sin ninguna prueba".

Forcadell cree que ha habido una "férrea voluntad" de incriminarla y que por eso la Fiscalía dijo en su informe final que no pudo acudir a la reunión clave sobre seguridad el 1-O celebrada el 28 de septiembre de 2017 entre el Govern y la cúpula de Mossos: "Es falso, nadie me convocó, me enteré de esa reunión en esta Sala. ¿Cómo puede ser que lo único que se cambie (del escrito de Fiscalía) sea esa falsedad?".

"Parece que estos cuatro meses de juicio no han servido para nada", ha opinado Forcadell, que ha lamentado también que las acusaciones hayan mantenido sus tesis pese a haber tenido la oportunidad de cambiar sus escritos tras la prueba practicada.

"Tras 447 días de prisión injusta y después de cuatro meses de juicio", ha dicho Forcadell, "resulta totalmente incomprensible" que esté sentada en el banquillo del Supremo sin que, a su juicio, haya nada, "ningún acto, ningún tuit, ningún correo, ni llamada, ni wasap que justifique" que esté separada de sus compañeros de Mesa, que se enfrentan a una petición de inhabilitación. 

Comentarios