Martes 17.07.2018
Gran plan urbanístico

Fomento anuncia un acuerdo para llevar a cabo la operación Chamartín

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado este martes que se ha alcanzado un acuerdo entre el Ayuntamiento de Madrid, ADIF y la promotora Madrid Castellana Norte sobre la llamada operación Chamartín, el gran plan de desarrollo urbanístico para el norte de la ciudad

Íñigo de la Serna.
Íñigo de la Serna.

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo, ha asegurado hoy que la mejora de la Operación Chamartín pactada con Fomento y con la promotora Distrito Castellana Norte (DCN) "adapta la edificabilidad a la capacidad real del territorio" y beneficiará a los vecinos.

El concejal ha defendido que el desbloqueo de este gran desarrollo para el norte de la ciudad, pendiente desde hace dos décadas, ha sido posible gracias a que el Ayuntamiento de Madrid "ha tomado los mandos", en declaraciones a los periodistas tras un desayuno informativo de Europa Press.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado hoy en este acto el acuerdo alcanzado entre las tres partes, registrado ayer en el Consistorio y que prevé reducir en más de una tercera parte la edificabilidad, al pasar de las 17.000 viviendas previstas por el anterior Ejecutivo local del PP a las 10.500.

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible ha subrayado que el nuevo plan para el norte, Madrid Nuevo Norte, prioriza el interés general de los ciudadanos al ampliar la vivienda pública -un 20 % del total de 10.500 inmuebles- lo que beneficiará a los vecinos.

Respecto a la reducción de la edificabilidad, que pasa de los 3,3 millones de metros cuadrados a los 2,6, Calvo ha destacado que antes las vías del tren, que tampoco se cubrían, sí eran consideradas espacio edificable y ahora no.

Se prevé que la Junta de Gobierno municipal apruebe de manera definitiva el plan en julio de este año, cuando se abrirá un período de alegaciones, y que el Pleno lo debata de forma definitiva en el mes de diciembre.

Debido a que el plan contempla la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), también es necesario el visto bueno del Gobierno autonómico, que tiene un plazo de tres meses para aprobarlo.

Dados la "lentitud" y lo "tedioso" de los procesos de planeamiento podrían pasar entre cuatro y cinco años para que se ponga la primera piedra del desarrollo, que también contempla un centro de negocios y la mejora de la estación de Chamartín.

Sobre el inicio de las obras, Calvo ha explicado que "espera sea cuanto antes" pero ha añadido que el "objetivo fundamental" del Consistorio es "aprobar el plan".

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible ha mostrado su confianza sobre que este plan urbanístico suscite el "consenso unánime" de todos los grupos municipales.

Preguntado sobre si eso incluye a los ediles críticos de su grupo, contrarios a la operación, Calvo ha asegurado que eso incluye a "todos los concejales que formamos parte del Ayuntamiento de Madrid".

Comentarios