jueves 12.12.2019

La Fiscalía andaluza investiga al juez Serrano por variar las visitas de un niño

El juez le cambió el régimen de visitas para que pudiese salir en las procesiones de Semana Santa

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha abierto diligencias contra el juez de Familia de Sevilla Francisco Serrano por presunta prevaricación al cambiar el régimen de visitas de un niño de forma que pudiese salir en las procesiones de Semana Santa.

Fuentes judiciales han informado este lunes de que, al tratarse de un aforado, la investigación debe ser realizada por la Fiscalía del alto tribunal andaluz, por lo que el fiscal superior, Jesús García Calderón, ha designado a un fiscal para desarrollar las diligencias de investigación necesarias.

La denuncia se ha producido después de que, el pasado 30 de marzo, el juez de Familia 7 emitiese un auto en el que ordenó prolongar un día y medio la estancia de un niño de 12 años con su padre divorciado para garantizar así su salida en una procesión de la "Madrugá" sevillana.

El juez explicó su decisión en que consideraba "incomprensibles" los "obstáculos" que ponía la madre del menor para la salida procesional del niño y para llevarlo en la madrugada del Viernes Santo a la iglesia donde debía salir de paje.

La fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, ha elevado al caso al TSJA por considerar que Serrano pudo cometer una prevaricación al invadir las competencias de otro juzgado, pues el asunto debería haber sido visto por el juzgado de Violencia sobre la Mujer 4, como encargado del proceso de divorcio de los padres.

Serrano modificó el régimen de visitas del niño cuando el menor se presentó en su despacho, acompañado por su abuelo paterno, y le manifestó que para él la procesión es una actividad "sumamente importante y trascendente, y para la que durante todo el año se prepara con ilusión y entusiasmo".

La investigación de la Fiscalía del TSJA deberá dilucidar si Serrano "orientó" a la familia paterna sobre la manera de presentar su solicitud, más aún teniendo en cuenta que el abogado del padre es el mismo que defendió al magistrado sevillano en su querella por injurias contra la vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Inmaculada Montalbán.

El juez Serrano hizo valer el interés supremo del menor para, sin necesidad de escuchar a la madre, prorrogar un día y medio la estancia del niño con su padre, hasta las 11 horas del viernes 2 de abril, cuando ya había terminado la procesión en la que participaba.

Para ello se basó en que la madre, por conducto de su abogado, había puesto como condición para que su hijo saliese en la procesión conocer previamente los estatutos de la cofradía, horario del recorrido, vestuario del niño, comida que recibirá y persona responsable de su "integridad".

La Fiscalía andaluza investiga al juez Serrano por variar las visitas de un niño