martes 15.10.2019

Ferran Adrià anuncia el cierre de El Bulli en el 2012 para iniciar una nueva etapa creativa

El cocinero catalán Ferran Adrià anunció este martes que su restaurante El Bulli cerrará al público en 2012 -justo cuando celebre su 50 aniversario- para iniciar una nueva etapa en la que preparará un nuevo formato de restaurante todavía más creativo y que podría estar en marcha en el 2014.

El cocinero español Ferrán Adriá ha anunciado este martes que su restaurante El Bulli, tres estrellas Michelín, estará cerrado al público los años 2012 y 2013, si bien esto no significa su retirada, ya que los fogones del local seguirán encendidos para seguir trabajando en la creación gastronómica. Adrià reveló sus planes aprovechando su ponencia en el Congreso Madrid Fusión, que comenzó este martes.

Durante ese año y el siguiente, el recinto permanecerá cerrado al público para dar un tiempo "de reflexión". Su reapertura será en el 2014, pero bajo un nuevo formato que "priorizará la investigación por encima de la producción" y que, según avanzó el propio cocinero, no planteará dos temporadas iguales.

Para Adrià, este cambio se suma a los que ya ha venido haciendo en El Bulli durante los últimos años, cuando decidió abrir sólo seis meses al año, realizar un sólo servicio diario y suprimir la carta, entre otros.

El cocinero catalán se plantea esta etapa como un tiempo para analizar el 'know-how' acumulado en el restaurante, un conocimiento que se verá reflejado en una "exhaustiva" enciclopedia. Durante el 2010, El Bulli abrirá al público entre el 15 de junio y el 20 de diciembre, mientras que el calendario del 2011 no se dará a conocer hasta setiembre de este año.

En una multitudinaria rueda de prensa celebrada en la VIII Cumbre Internacional de Gastronomía Madrid Fusión y acompañado por su socio, Juli Soler, Adriá ha querido atajar cualquier especulación: "lo triste habría sido decir que ya he aportado lo que tenía que aportar". "A partir del 2014 El Bulli va a ofrecer comida de alguna manera, seguro", ha insistido, y ha negado que la presión de las estrellas que otorga la guía Michelín le haya hecho tomar esta decisión, toda vez que necesita "presión para crear, porque sin presión no hay creatividad".

Más allá en la alta cocina

"Vamos a trabajar todo lo posible para que la cocina española siga ahí arriba" y a "seguir haciendo creatividad", ha asegurado, aunque sin tener "ni idea" ni del formato ni de la financiación. Adriá ha explicado que su reto es saber si hay "más allá" en el porvenir de la alta cocina, aunque el formato actual de su restaurante "se ha acabado", y ha dicho que necesita ese cierre para "reorganizar cómo será a partir del 2014".

Arropado en la rueda de prensa por otros afamados cocineros españoles -Juan María Arzak, Pedro Subijana, Joan Roca o José Andrés- Adriá ha considerado que El Bulli no es "un dogma de la alta cocina, porque cada negocio es un mundo". "Hay que definir y saber muy bien lo que es la alta cocina", ha aseverado el cocinero, quien ha rechazado que este concepto no dé más de sí, como prueba el hecho de que las estrellas Michelín se hayan multiplicado: "al menos quedan diez años más de creatividad, que no se debe confundir con ruptura, algo que ya se dio en los noventa".

La decisión tiene, además, un componente personal. "No sé estar sin hacer nada, pero también nos merecemos normalizar nuestras vidas después de 25 años", ha comentado. "Está claro que cuando volvamos no va a ser igual. Pero ojo, que no van a ser años sabáticos", ha agregado. El Bulli, situado en Cala Montjoi (Rosas, Gerona), está considerado el mejor restaurante del mundo, galardón que le ha otorgado la revista The Restaurant Magazine varios años consecutivos.

Ferran Adrià anuncia el cierre de El Bulli en el 2012 para iniciar una nueva etapa...