Jueves 18.10.2018
POLÉMICO 'SKECHT' DE HUMOR

Facu Díaz: "Si no trabajara con Pablo Iglesias, no me hubieran imputado"

La Audiencia Nacional sienta en el banquillo al director de 'La Tuerka News', que produce la asociación cultural de los líderes de Podemos. Le acusa de humillar a las víctimas por una parodia en la que imita a un terrotista. La AVT cree que le humor cruza ya "líneas rojas" y "hace daño a las personas"

Facu Díaz presentando 'La Tuerka News'.
Facu Díaz presentando 'La Tuerka News'.

Está convencido de que hay más política que delito detrás. Facu Díaz, humorista catalán y director de La Tuerka News, programa que produce la asociación cultural ligada a los líderes de Podemos, asegura que no le habrían imputado si no trabajara en la misma televisión que Pablo Iglesias. El juez de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, ha imputado al cómico por un presunto delito de humillación a las víctimas del terrorismo. El motivo, un 'skecht' emitido a finales del pasado mes de octubre en La Tuerka News que hacía una parodia simulando a una banda terrorista.

La asociación Dignidad y Justicia denunció a Facu Díaz por cometer un presunto delito de humillación, vejación, descrédito, menoscabo y escarnio a las víctimas del terrorismo y sus familiares. El documento que la asociación especializada en delitos terroristas envió a la prensa se llamaba “denuncia Podemos”. Un título en el que el cómico ve una clara intencionalidad política: "Entre otras cosas porque ni yo, ni mi compañero (Héctor Juanatey) tenemos ningún vínculo político con Podemos”. Es más, se confiesa militante de IU. Según el humorista, la intención no es otra que generar titulares con el nombre de Pablo Iglesias ligado “a un tipo que tiene problemas con la justicia”.  

El humorista catalán llegó a La Tuerka en diciembre de 2013 después de que el equipo de Iglesias lo fichara tras conocerlo por los vídeos que éste colgaba en internet. El vídeo de la discordia, protagonizado por él mismo, se emitió el pasado mes de octubre, cuando explotó la 'operación Púnica'. En él, aparece el joven encapuchado junto a un portarretratos con una foto envejecida del exvicepresidente madrileño, Francisco Granados, y con el anagrama del Partido Popular por detrás haciendo un comunicado consistente en cesar "la actividad armada y entregar las armas". Una parodia que en un principio pasó desapercibida hasta que, tal y como relata Facu Díaz, Telemadrid y otros medios de derechas empezaron a reproducirlo. "Dijeron que estábamos humillando a las víctimas del terrorismo”, explica Díaz. La AVT equiparó "en tono burlesco y de mofa" al Partido Popular con la organización terrorista ETA e inmediatamente después, la AN envió al programa que actualmente se emite en Público TV un requerimiento en el que se pedía una copia del 'skecht' en formato CD. Junto a él, Díaz aportó un escrito en el que se hacía “responsable” de todo.

Facu Díaz tendrá que sentarse ante el juez, pero dice que está tranquilo. “Hay quien ha querido interpretar que nosotros lo que hacemos es comparar al PP con ETA, pero para llegar a esa conclusión hay que tener un pensamiento perverso. Nuestro contexto es exagerado, pero hace referencia a una banda criminal en general”, explica el humorista catalán, quien asegura “confiar” en la Justicia. “Creo que es un caso que el juez ha considerado que tenía que investigar, pero confío en que una vez que declare y que explique cuál es mi trabajo no pase de esto”, insiste Díaz.

“El humor como apología del terrorismo”

Facu Díaz tiene claro cuál sería su discurso si tuviera delante a un víctima de terrorismo y tuviera que discutir esta cuestión: “El humor es una herramienta para llevar la vida con un poco más de alegría, más que estar enfrentándonos de una manera absurda. Ni mi trabajo ni mi intención es ofender”. Desde la AVT, sin embargo, creen que existen "líneas rojas".

Ángeles Pedraza, presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, cree que “ya está bien de utilizar el humor para hacer apología del terrorismo”. “Llevamos varios años denunciando actos de este tipo y todos se han quedado en nada. Veremos qué ocurre en esta ocasión”, relata Pedraza a EstrellaDigital.es.

La AVT cree que éste sería un buen momento para dar un “escarmiento” con este tipo de comportamientos. “Puede haber libertad de expresión, y en un país democrático como el nuestro debe haberla, pero no se deberían traspasar los límites con los que hacer daño a las personas”, concluye Pedraza, quien cree que la “ética debe de estar por encima de todo y no se deberían traspasar líneas rojas”.

Comentarios