miércoles 16.10.2019

La expansión de la masa monetaria en circulación en la eurozona baja al 3,7% en mayo

La expansión monetaria de la zona del euro, medida por el agregado M3, bajó el pasado mes de mayo hasta el 3,7%, frente al 4,9% de abril. El Banco Central Europeo informó hoy de que el crecimiento anual de los préstamos al sector privado cayó en mayo hasta el 1,8%, frente al 2,3% revisado de abril, lo que refleja la recesión que sufre el área euro.

El crecimiento de la masa monetaria en circulación se sitúa por debajo del valor que recomienda el BCE para mantener la estabilidad de precios, que es una expansión del M3 del 4,5%.

Desde la creación de la Unión Económica y Monetaria es la segunda vez que la masa monetaria en circulación se sitúa por debajo del valor recomendado por el BCE, ya que desde enero hasta marzo del 2001 también se situó por debajo del 4%. La bajada de la expansión monetaria muestra la debilidad de la concesión de créditos en la zona del euro.

Entre marzo y mayo el crecimiento interanual del M3 fue del 4,5%, mientras que en el periodo febrero-abril fue del 5,2%, por lo que también se ha producido una caída del ritmo de expansión trimestral, periodo que está menos influido por oscilaciones a corto plazo.

El agregado M3 comprende el efectivo en circulación, depósitos a la vista y a plazo hasta dos años, otros depósitos a corto plazo, cesiones temporales de deuda y fondos de inversión en activos del mercado monetario (FIAMM).

Los mercados descuentan que la entidad monetaria mantendrá el precio del dinero en el 1% en su reunión del próximo jueves.

El BCE ha bajado los tipos de interés en 3,25 puntos porcentuales desde comienzos de octubre del 2008 y los dejará en el 1% hasta mediados del 2010, según prevén algunos analistas.

Según las estadísticas del BCE, se ha producido un retroceso continuado de la expansión monetaria desde noviembre del 2007, cuando el crecimiento anual del agregado M3 se situó en el 12,3%.

El Banco de Pagos Internacionales prevé que la concesión de créditos caiga más en las etapas iniciales de la recuperación y considera que el proceso de ajuste está lejos de haber concluido.

En su 79 informe anual, en el que analizó la actual crisis financiera internacional, el BPI dijo que "el constante incremento del coste del crédito para los prestamistas debido a la mayor incidencia de impagos indica que el proceso de ajuste está lejos de haber concluido".

El BPI añadió que "cabe prever que la concesión de créditos siga contrayéndose durante las etapas iniciales de la eventual recuperación".

La expansión anual de los préstamos para el pago de una vivienda cayó en la zona del euro en mayo hasta -0,5%, frente al -0,2% de abril, mientras la tasa anual de crecimiento de los créditos de consumo descendió el mes pasado hasta -0,6%, en comparación con el -0,4% de abril.

La medición del dinero en circulación constituye uno de los dos pilares en los que el banco emisor europeo basa su política monetaria, cuyo fin es lograr la estabilidad de los precios y sirve de referencia a la entidad para poder prever la inflación en los países que comparten el euro.

La expansión de la masa monetaria en circulación en la eurozona baja al 3,7% en mayo